¡¡Aaaaaaaaaaachís!!

Home / Contenidos de interés / ¡¡Aaaaaaaaaaachís!!

1200x628_FB_Blog_estornudos

El estornudo asociado a la luz, ya sea del sol o de una bombilla, se conoce como estornudo fótico o reflejo lumínico de estornudo y, también (y esto no es una broma) ACHOO, por su siglas en inglés: Autosomal dominant Compelling Helio-Ophtalmic Outburst síndrome.

Una cuestión de “cables” nerviosos

El estornudo fótico está presente, más o menos, en el 25-35% de la población. Se debe a una mutación genética que hace que dos nervios, el trigémino (un nervio sensitivo “encargado”, entre otras cosas, de los estornudos debidos a la estimulación nasal, por ejemplo) y el óptico, se asocien entre sí, ocasionando estornudos como consecuencia de mirar a la luz.

Esta conexión de nervios ocurre más frecuentemente entre la raza caucásica y se transmite de forma hereditaria. El gen que lleva esta mutación es “autosómico dominante”; esto significa que, con que sólo un gen de la pareja de genes lo posea, la persona ya estornudará como respuesta a la luz.

¿A que no puedes tener sólo uno?

Por lo general, los estornudos fóticos vienen en series. Dos, tres, cuatro… la sucesión parará cuando la luz deje de incidir en los ojos o cuando éstos se acostumbren a la misma. Una vez que la activación de nervios se calma, se puede estar sin estornudar por esa causa alrededor de 24 horas.

¿Te ha parecido interesante el post?, ¿quieres saber por qué es imposible estornudar con los ojos abiertos?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas