Conducción nocturna: evita los deslumbramientos

Home / Contenidos de interés / Conducción nocturna: evita los deslumbramientos

792-x-414_1200x628_ConducconNocturna

Las capacidades visuales se ven mermadas durante la noche. La oscuridad afecta a la percepción de profundidad, el reconocimiento de colores y la visión periférica. A estas dificultades se une una más: los deslumbramientos. Aprende a protegerte de ellos.

¿Qué producen?

El contraste entre la oscuridad del entorno y la luminosidad de las luces de los otros vehículos, agrede a los ojos, ocasionando cansancio visual, picor y lagrimeo. Afortunadamente, hay varias cosas que puedes hacer para combatir estos incómodos deslumbramientos y reducir el deterioro de la visión en estas condiciones. Toma nota:

Cuida tus ojos y tus gafas

  •   No esperes a renovar el carné de conducir para acudir al óptico. Una revisión anual permitirá atajar cualquier problema visual que haya podido surgir.
  •   En estas revisiones, verifica que tus gafas de conducir no tienen ningún problema (tienen una graduación adecuada, no están rayadas o manchadas).
  •   Solicita lentes anti-reflejantes: reducen el deslumbramiento y proporcionan una visión más nítida.
  •   Protege tus ojos a todas horas. Usa gafas de sol polarizadas durante el día, evitarás problemas de visión por la noche.

Prepara tu coche

  •   Asegúrate de que el parabrisas, la luna trasera, los retrovisores y los faros están limpios y sin rayas. Los desperfectos y las manchas en espejos y cristales fomentan los deslumbramientos y dificultan la visibilidad. La suciedad en los faros limita la capacidad de ver y ser visto.
  •   Ajusta los retrovisores para que el reflejo de la luz de los coches que vienen por detrás sea menor. Pregunta en un taller sobre cuál es la posición más adecuada.
  •   Mantén apagadas las luces internas del coche; dificultan la visibilidad.

Evita mirar directamente a las luces que se acercan. Utiliza la línea blanca en el lado derecho de la carretera para seguir en tu carril.

 

 

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas