Estelas de los aviones: ¿por qué las vemos en el aire? Descubre cómo se produce este interesante fenómeno

Home / Contenidos de interés / Estelas de los aviones: ¿por qué las vemos en el aire? Descubre cómo se produce este interesante fenómeno

Por qué vemos la estela de los aviones

En muchas ocasiones, sobre el azul del cielo, se pueden apreciar largas nubes que forman una línea recta revelando, de forma inequívoca, el reciente paso de un avión. Estas nubes, conocidas con el nombre de estelas o contrails, que en inglés significa rastros de condensación, aparecen por el contraste de temperaturas que se produce cuando los gases calientes y húmedos provenientes de los aviones a reacción, entran en contacto con el aire frío (unos -40/-50ºC) que se encuentra a gran altitud (a unos 9-10 kilómetros de la tierra). Estos rastros también pueden aparecer a alturas más bajas en climas extremos (Antártida, Ártico). Las estelas de los aviones están formadas por vapor de agua condensada o, incluso, congelada, compuesta por cristales de hielo y de nieve. Son, por lo tanto, inofensivas.

El hecho de que las moléculas que expulsa el avión estén mucho más comprimidas en el interior que en el exterior, también contribuye a la condensación de los gases. Al expandirse de golpe, la temperatura de los gases baja muy deprisa, haciendo que el vapor cristalice inmediatamente. 

El proceso mediante el cual la materia pasa de un estado gaseoso a un estado sólido, sin pasar por el estado líquido, se llama sublimación regresiva o deposición.

Las estelas pueden permanecer en el cielo desde varios minutos a varias horas. Su duración depende de:

  • La altitud a la que vuela el avión
  • La temperatura
  • La humedad de la atmósfera
  • El tipo de nubes que atraviesa la aeronave
  • El tamaño de los cristales de hielo
  • La cantidad de rayos solares

¿Sabías qué…?

Algunos expertos utilizan las estelas para estimar las condiciones meteorológicas que existen a esa altura.

  • Cuando la estela desaparece muy rápido, el avión atraviesa una zona de baja humedad.
  • Cuando forma una nube densa y consistente, el avión atraviesa una zona de mucha humedad. Es probable que su presencia anuncie la proximidad de una tormenta.

Antes de 1944 no había estelas de aviones en el cielo

Los contrails son producidos por los aviones a reacción o de propulsión a chorro (jet significa chorro en inglés). Este vehículo aéreo funciona echando un chorro de gases hacia atrás, que le propulsa hacia delante. Debido a sus ventajas de maniobrabilidad supuso un avance increíble en la aviación militar y comercial.

El primer avión de combate a reacción del mundo fue el Messerschmitt Me 262, diseñado y construido en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, que entró en servicio en 1944 como avión de caza. El primer avión comercial de propulsión a chorro, desarrollado por un fabricante aeronáutico británico, fue De Havilland DH.106 Comet, y realizó su primer vuelo el 27 de julio de 1949. Hasta ese momento, sólo habían existido aviones a reacción con fines militares.

¿Cómo se producen los contrails de los aviones acrobáticos?

Las estelas que dejan tras de sí los aviones acrobáticos no se quedan en el cielo por la misma razón que las de los aviones comerciales. Dado que vuelan a poca altura, estas estelas no son el resultado de la congelación de las gotas de agua que salen de los motores, sino de colorantes que el piloto inyecta al motor en el momento preciso.

El grupo de vuelo acrobático del ejército español, La Patrulla Águila, fue creado en 1985 y tiene su sede en el municipio de San Javier en la Región de Murcia. Consta de siete aviones CASA C-101 de fabricación española. Destaca a nivel mundial debido a su maestría a la hora de realizar maniobras complejas como el looping invertido y el aterrizaje en formación, siendo la primera patrulla que ha sido capaz de realizarlo. La Patrulla Águila es una de los pocos grupos de vuelo acrobático que utiliza humo amarillo en sus exhibiciones aéreas, para poder dibujar en el aire la bandera de España.

¿Y qué son los chemtrails?

Algunas teorías sostienen que, a veces, las estelas que dejan los aviones en el cielo están compuestas por productos químicos cuya función es fumigar o sembrar nubes. De acuerdo con estas teorías, los chemtrails, quimioestelas o estelas químicas, esparcen sustancias perjudiciales para la salud. Según estas mismas teorías, un chemtrail se diferencia de un contrail en que, cuando se disipa, forma nubes tipo cirros.

Por el momento, la comunidad científica se muestra escéptica al respecto y sostiene que las estelas en el cielo sospechosas de ser chemtrails no son más que estelas de condensación o, simplemente, nubes.

¿Te interesa saber más sobre algún fenómeno atmosférico? ¡Pregúntanos!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas