Historia de un orzuelo

Home / Contenidos de interés / Historia de un orzuelo

orzuelo_large

En la base de las pestañas, existen unas glándulas llamadas de Moll o de Zeiss que, cuando se inflaman debido a una infección, forman un doloroso bultito conocido como orzuelo. Cuando esta pequeña protuberancia aparece en otra parte del párpado, es porque la inflamación está localizada en una glándula de Meibomio.

Cuando los gérmenes infectan estas glándulas, el sistema inmunitario los combate enviando glóbulos rojos a la parte dañada. En esta “batalla” se produce un absceso, una hinchazón más o menos dolorosa, que contiene pus.

Por lo general, los orzuelos duran de una semana a 10 días, siendo la etapa más molesta de unos 3-4 días. Cuando su presencia se prolonga en el tiempo conviene consultar con un experto; él será quién mejor determine el tratamiento a seguir.

Mejorar la higiene del ojo ayuda a limpiar la zona y a superar la infección. Algunos remedios caseros para hacerlo son:

  • Aplicar un algodón humedecido en agua caliente (tampoco demasiado) varias veces al día.
  • Frotar un anillo de oro o una cuchara contra un tejido para calentarlo y colocarlo sobre el orzuelo.
  • Humedecerlo con bolsitas templadas de alguna infusión, generalmente, manzanilla.
  • Lavar el ojo con suero o toallitas específicas para párpados cada 3-4 horas.

IMPORTANTE: Evita toquetear demasiado el orzuelo con los dedos porque podrías extender la infección y NI SE TE OCURRA presionarlo o pincharlo para hacer salir el pus que contiene; el orzuelo debe drenarse de forma natural, tratar de acelerar el proceso no hará sino complicarlo y prolongarlo.

Lo normal es que desaparezca totalmente a los pocos días. Pero, en algunas ocasiones, no se reabsorbe completamente y deja como “recuerdo” una pequeña bolita de grasa dura que el oculista determinará si se debe o no extirpar de forma quirúrgica.

¿Has tenido algún orzuelo alguna vez? ¿Qué hiciste para combatirlo?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas