Con los peques a la óptica

Home / Contenidos de interés / Con los peques a la óptica

peques_optica_large

 
De acuerdo con datos ofrecidos por el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO), casi el 30% de los casos de fracaso escolar está relacionado con problemas visuales. El inicio del curso es el momento ideal para hacer al niño la revisión anual de la vista. Así, si hay algún problema, podrá solucionarse sin que pierda el ritmo de las clases.

Los controles visuales que se llevan a cabo en los colegios son menos exhaustivos que los realizados por un oftalmólogo o un óptico-optometrista. El especialista, además de comprobar si el niño presenta dificultades para ver de lejos o para distinguir los colores, testará la visión conjunta e individual de cada ojo y podrá identificar problemas visuales que requieren atención inmediata.

Los niños que padecen “ambliopía”, problema visual conocido como “ojo vago”, presentan una visión conjunta buena, porque el cerebro compensa la deficiencia de información que obtiene de un ojo haciendo trabajar más al otro. Esto puede provocar fatiga visual y dolores de cabeza en el peque. “El 10% de los niños padece ambliopía, pero más de la mitad de los padres lo desconoce y no busca tratamiento”, afirma Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

Los niños no son conscientes de sus problemas visuales y, por tanto, no se quejan de ellos. Lee atentamente la siguiente lista de síntomas de dificultades de visión y acude al especialista si tu hijo…

  • Evita aquellas tareas que implican la visión de cerca, como leer o hacer los deberes, o la visión de lejos como el deporte u otras actividades de ocio
  • Experimenta problemas al leer: omite o confunde letras o palabras, usa el dedo para guiarse, adopta una postura forzada o se acerca al libro más de lo normal
  • Frunce el ceño, guiña los ojos o gira la cabeza y el cuello cuando tiene que mirar de lejos o de cerca
  • Sufre con frecuencia irritaciones en los ojos cuando escribe o lee y se frota los párpados con frecuencia
  • Padece dolores de cabeza
  • Tropieza con facilidad y no calcula bien las distancias
  • Presenta una baja comprensión de la lectura para su edad

¿Quieres saber más sobre la salud visual infantil? ¿Qué tema te gustaría que tratásemos?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas