Comer con los ojos: Salmorejo Cordobés en 10 pasos

Home / Contenidos de interés / Comer con los ojos: Salmorejo Cordobés en 10 pasos

Salmorejos792x300-Blog

Ingredientes para 6 raciones

  • 1 kg de tomates MADUROS. Lo fundamental es que sean BUENOS tomates porque de ellos depende el sabor. Nada de hervir los tomates ni calentarlos, ni ponerles hielo para pelar más fácil.  Paciencia y un buen cuchillo.
  • 1 Pan abogado Cordobés DEL DÍA ANTES. Es un pan redondo, alto y grande con mucha miga. Ese que dura días sin ponerse duro del todo. Si no lo encontráis uno que tenga mucha miga y sea compacto. Tenéis que conseguir por lo menos medio kilo de miga.
  • 250 g de aceite de oliva virgen extra, si es de D.O. Priego de Córdoba mejor.
  • 1 o ½ diente de ajo. Según lo fuerte que os guste. Quitad la parte central siempre y poned 5 segundos en el microondas. Así repite menos
  • 1 yema de huevo cocido.
  • Huevo cocido y jamón, si es de Trévelez mejor, cortados a taquitos.
  • Sal al gusto
  • Opcional: 1 chorrito de vinagre de vino. Se puede eliminar y sale más suave.

Cómo hacer un salmorejo cordobés tradicional

  1.  Pela los tomates, quita el centro, las pepitas – sí, aunque tengas Thermomix porque amargan – y lo más importante: escúrrelos muy bien.
  2. Pon los tomates en la maquina que vayas a usar para triturar. Dale un toque. ¿Cómo de largo? Según la potencia de tu maquina. No queremos zumo de tomate, solo triturar un poquito para que empape el pan.
  3. Añade el ajo. Quita la parte central y pon 5 segundos en el microondas. Así repite menos. Tritura de nuevo para que el ajo se distribuya.
  4. Agrega el pan poco a poco. Ten siempre más pan a mano por si hay que añadir más del indicado.
  5. Ahora añade el aceite. Poco a poco, a chorritos y siempre controlando la consistencia.
  6. Agrega la yema. Es una cuestión más de estética que de sabor, queda más bonito con la yema porque da color. Si los tomates no están muy maduros es imprescindible.
  7. Agrega la sal.
  8. Agrega si quieres un chorro de vinagre de vino. Nada de Módena, ni de Jerez, ni cosas raras, vinagre de vino normal.
  9. Corta el jamón y el huevo en tacos y NO lo pongas encima  para decorar. Se deja en la mesa junto con la aceitera para que cada uno se sirva a su gusto.
  10. Sírvelo en plato hondo o cuenco bajito,  nada de cuencos tipo piscina. El Salmorejo Cordobés sacia mucho y es un primer plato.

CONSEJOS

  • En una receta tan simple el 90% del éxito depende de la calidad de los ingredientes: consigue buenos tomates, pan y aceite y tienes el éxito asegurado.
  • El salmorejo Cordobés es espeso. Si quieres hacerlo más líquido deja el jugo del tomate pero jamás añadas agua. El agua, para el gazpacho.
  • Está receta es de las que se consiguen a la segunda porque necesitas ajustar a tu gusto las cantidades de ajo, aceite y vinagre. Mi recomendación para una sobremesa agradable: máximo un ajo.
  • Ten en cuenta que el Salmorejo Cordobés llena mucho. Sirve siempre  pequeñas cantidades.

De aquí puedes sacar todas las variantes pero esté es el autentico Salmorejo Cordobés que se come en casa. ¡Buen provecho!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas