Todo sobre la blefaritis

Home / Contenidos de interés / Todo sobre la blefaritis

blefaritis_largeLlevas unos días con molestias en los ojos, con picor, enrojecimiento, sensación de arenilla e, incluso, dificultades para enfocar. Es posible que tengas “blefaritis” o inflamación del párpado.

Las causas pueden ser variadas.

  • Si afecta a la parte anterior del párpado, donde están localizadas las pestañas, suele deberse a una infección bacteriana o viral. ¿te has secado la cara con la toalla de otra persona en la piscina?, ¿has compartido tu máscara de pestañas con alguien?
  • Si afecta a la parte posterior, es muy probable que la blefaritis haya sido provocada por un exceso de secreción sebácea asociada a problemas de la piel (rosácea o dermatitis) o a falta de lágrima. Cuando esto sucede, puedes descubrir muchas legañas al levantarte.

¿Qué puedes hacer?

Siempre que notes molestias en los ojos o dificultades de visión, es recomendable que acudas a un especialista. Una visita a un oftalmólogo o un óptico cuando empiezan a surgir los problemas, te ayudará a solucionarlos y, lo que es más importante, hará que no vayan a más.

¿Cómo se trata?

Por lo general, el tratamiento de la blefaritis consiste en:

  • Limpiar bien el párpado con toallitas desechables especiales para este fin. Por lo general, basta con hacerlo por la mañana y por la noche.
  • Aplicar pomadas o colirios prescritos por el especialista.
  • Utilizar lágrimas de suero fisiológico varias veces al día para combatir el ojo seco
  • Emplear productos que no irriten; como champús infantiles o contornos de ojos antialérgicos.

Si sigues el tratamiento cuidadosamente, en pocos días los síntomas de la blefaritis habrán desaparecido. Si padeces blefaritis crónica, deberás mantener un ritual de limpieza de párpados con toallitas todos los días y usar suero fisiológico con frecuencia. Si lo haces, lo más probable es que no vuelvas a tener molestias.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas