Adictos al chocolate: ¡vuestros ojos os delatan!

Home / Salud visual / Adictos al chocolate: ¡vuestros ojos os delatan!

Ojos y chocolate

El placer que sentimos al ingerir un alimento que nos gusta (como el chocolate) se refleja en los ojos, más concretamente en la retina. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por la doctora Jennifer Nasser, profesora asociada del departamento de Ciencias de la Nutrición en la Facultad de Enfermería y Profesiones Médicas de la Universidad de Drexel (Philadelphia), que ha realizado diferentes investigaciones sobre el chocolate y los sentimientos que desencadena. Para llevar a cabo este trabajo, Nasser y su equipo han usado una herramienta oftalmológica común llamada electrorretinograma (ERG), capaz de medir, entre otras cosas, los niveles de dopamina en la retina.

¿Qué es la dopamina? Es un neurotransmisor asociado con diferentes efectos relacionados con el placer que se producen en el cerebro, incluida la expectativa de recompensa. Pero la dopamina no está sólo en el cerebro: diferentes estudios han probado que cuando el nervio óptico se activa en respuesta a la exposición a la luz, este neurotransmisor también se libera en la retina. Este nuevo trabajo de Nasser y sus colegas, sostiene además que las señales eléctricas en la retina son mayores cuando el destello de luz viene acompañado por un estímulo alimentario.

Para llevar a cabo su trabajo, el equipo de Nasser midió la respuesta a a la dopamina que había en la retina en tres situaciones diferentes:

  • Cuando los participantes tenían en la boca un trocito de brownie de chocolate.
  • Cuando los participantes habían recibido metilfenidato, un fármaco que induce una fuerte respuesta a la dopamina
  • Cuando los participantes ingirieron agua, tomada en este estudio como sustancia de control.

La mayoría de los participantes que formaron parte de este estudio tenían sobrepeso pero ninguno de ellos tenía trastornos alimenticios. Todos ellos ayunaron durante cuatro horas antes de hacer la prueba del ERG con el chocolate. La respuesta de la dopamina en las retinas de los participantes cuando consumían chocolate fue mucho mayor que la del metilfenidato y, por supuesto, que la del agua.

Los ojos también responden al placer

Tal y como ha declarado Nasser: “Lo que hace que nuestro descubrimiento sea especialmente interesante es el hecho de que, hasta ahora, se creía que el sistema de dopamina del ojo funcionaba de forma aislada del resto del sistema de dopamina del cerebro”. Hasta que se llevó a cabo este estudio, muchos expertos en retinografía sostenían que ingerir un alimento que estimule el sistema de dopamina del cerebro no tendría un efecto en el sistema de dopamina del ojo.

Dado que se trata de un trabajo a pequeña escala (participaron solo nueve personas), será necesario llevar a cabo más estudios que confirmen los resultados. Tal y como ha declarado Nasser, si esta técnica es validada a través de investigaciones adicionales con mayor número de participantes, la prueba del ERG podría resultar útil para investigaciones y aplicaciones clínicas relacionadas con la adicción a los alimentos y la prevención de la obesidad. “Mi investigación adopta un enfoque farmacológico sobre la respuesta del cerebro a los alimentos. La comida es, al mismo tiempo, un modo de obtener nutrientes y un modo de obtener placer. El exceso de calorías es un efecto secundario en todo esto. Mi objetivo es maximizar el placer y el valor nutricional de los alimentos, pero minimizar los efectos secundarios. Y, para conseguirlo, estoy investigando herramientas fáciles de usar”.

Ahora ya lo sabes, cuando algo te gusta, las retinas de tus ojos reflejan esta sensación de placer liberando dopamina. ¿Qué alimento liberaría más dopamina en tus ojos?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas