Alimentos para la vista: qué tomar en verano

Home / Salud visual / Alimentos para la vista: qué tomar en verano

Alimentación para la vista

Desde que nos levantamos por la mañana, hasta que nos acostamos por la noche, los ojos realizan un excelente trabajo destinado a facilitar nuestra vida. Leer mails, contestar mensajes del móvil, conducir, practicar deporte… La precisión visual es imprescindible para realizar innumerables actividades, por eso es normal que los ojos se fatiguen al final del día, presentando picor, enrojecimiento, sensación de arenilla, sequedad, problemas de enfoque, etc. Las vacaciones son el momento perfecto para darles unos días de relax, alejándolos (al menos un poco), de pantallas y luces artificiales. La alimentación sana es un aliado perfecto para favorecer esta la “regeneración” visual. Te animamos a que aproveches estos días de descanso para adoptar unas sencillas pautas alimentarias buenas para tu organismo en general y para tus ojos en particular. Toma nota:

Colores en tu mesa. Está demostrado: las frutas y verduras de colores intensos son buenas para tu salud visual.

  • Amarillo y naranja. Los alimentos de color anaranjado como las naranjas, el melocotón, la calabaza, la zanahoria, las ciruelas y el maíz, son ricos en luteína y zeaxantina, pigmentos de la familia de los carotenoides que aportan a tus ojos una buena ración de antioxidantes, ayudando a prevenir su oxidación y envejecimiento. La luteína y la zeaxantina protegen a los ojos de los rayos UV y, también, de las emisiones de luz azul-violeta, que emiten en altas concentraciones los LED y las pantallas, reduciendo así el riesgo de padecer degeneración macular asociada a la edad (DMAE). La yema de huevo es el alimento más rico en estos antioxidantes.
  • Verde. Espinacas, acelgas, borraja, canónigos, lechugas, berros, apio…. Las verduras de hoja verde contienen la luteína, la zeaxantina y la vitamina E. Para que tu organismo absorba estas sustancias es importante que las comas mejor crudas o poco cocinadas ( ya que la luteína es sensible a la cocción y el almacenamiento), y que les añadas un chorrito de aceite de oliva para mejorar su absorción.
  • Rojo. Los tomates contienen licopeno, una sustancia que también es de la familia de los carotenoides que les da su característico color rojo. El licopeno favorece la circulación sanguínea, a través de la cual llegan a los ojos todos los nutrientes. Existen otros alimentos que contienen licopeno, como la sandía, el pomelo rosado o el albaricoque, pero el tomate es el alimento en el que esta sustancia se encuentra en una mayor concentración: un vaso de zumo de tomate (250 ml) proporciona alrededor de 23 mg de licopeno.

Picar sano. Por su alto contenido en antioxidantes, como la riboflavina, la luteína y la zeaxantina, los pistachos son especialmente “visión saludables”. Consumirlos con regularidad (pero sin abusar, sólo un puñadito al día), ayuda a proteger los ojos del daño solar y, también, a prevenir el cansancio y la sequedad ocular.

Las nueces son otro fruto seco bueno para la vista, ya que contienen ácidos grasos Omega-3, que ayudan a prevenir la aparición de DMAE.

Proteínas para tus ojos.La carne y el pescado también contienen sustancias que favorecen una buena visión. Los pescados azules, como el salmón, contienen ácidos grasos Omega-3 que previenen las enfermedades de la retina. Además, ayudan a producir lágrimas de buena calidad, reduciendo el riesgo de padecer ojo seco.

La carne roja contiene una elevada cantidad de Zinc, un mineral esencial relacionado con la producción de melanina, pigmento que se encuentra en varias partes del cuerpo como los ojos. Seguir una dieta pobre en Zinc pueden favorecer la aparición de cataratas o nictalopía (problemas para ver en condiciones de poca luz). Pero, cuidado, tampoco hay que abusar: según un estudio realizado en el Royal Victorian Eye and Ear Hospital, consumir carne roja más de 10 veces a la semana, aumenta el riesgo de padecer DMAE.

…Y un chorrito de aceite de oliva. El aceite de oliva, además de favorecer la absorción de los antioxidantes que incluyen otros alimentos, es rico en ácidos grasos Omega-3, por lo que contribuye al cuidado de los vasos sanguíneos que irrigan el globo ocular y de la retina. Se recomienda consumir aceite de oliva “virgen” y “extra virgen” ya que, al estar menos refinados, contienen más polifenoles, un potente antioxidante. Los expertos aconsejan consumir diariamente 25 gramos de aceite de oliva (unas dos cucharadas).

Para tener una buena visión, es importante que no falten en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos Omega-3, como frutas, verduras, aceite de oliva y pescados.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas