Cómo salir bien en las fotos: los secretos de la fotografía

Home / Salud visual / Cómo salir bien en las fotos: los secretos de la fotografía

 

Secretos de fotogenia

Entrecierra los ojos, saca la mandíbula, sonríe, muérdete los carrillos… Seguro que has oído infinidad de consejos “infalibles” para salir bien en las fotos pero ¿realmente funcionan? La respuesta es sí, pero con algunos matices. Si sigues leyendo este post, además de despejar tus dudas, te convertirás en un maestro de la fotogenia.

Consejos para para ser Miss o Mister fotogenia…

Conócete a ti mismo. Nadie, o casi nadie, posa bien sin haber pasado largas horas delante de un espejo buscando la pose perfecta. Observa tus gestos y busca aquel que creas que potencia más tu atractivo. Una vez que lo hayas elegido, hazte unos cuantos “selfis” con el móvil para afianzarlo.

Elige tu perfil bueno. Las caras simétricas son poco frecuentes, lo normal es que la mitad derecha de nuestra cara sea diferente de la izquierda. El fotógrafo Alex John Beck, prueba en uno de sus proyectos, en el que duplica en espejo los rostros de varias personas, que la simetría no es frecuente y que no es más bella que la asimetría. Ahora que ya lo sabes, mírate de nuevo al espejo y ladea la cara hacia un lado y hacia el otro ¿Cómo te ves mejor? Procura recordarlo la próxima vez que te vayan a hacer una foto, sobre todo si es una foto de grupo, para determinar la mejor ubicación en la misma.

Sonríe, por favor. Las personas que sonríen en las fotos resultan más atractivas que las que no lo hacen. Existen muchos trucos para conseguir que tu sonrisa parezca más natural: juntar los dientes y presionar el paladar con la lengua estirando el cuello; cerrar los ojos y abrirlos despacito mientras vas dibujando una sonrisa o sonreír de medio lado, te ayudarán a conseguirlo ¡Descubre el que te va mejor!

Practica el “smizing”. “Smize” es un término inventado por la súper modelo Tyra Banks que significa “sonreír con los ojos”. Para conseguirlo, entrecierra levemente los ojos, subiendo el párpado inferior, como si trataras de enfocar un objeto lejano. De este modo, conferirás más intensidad a tu mirada. Recuerda, además, que los ojos demasiado abiertos en las fotos transmiten una imagen de miedo o inseguridad. Si quieres ser un experto en el arte de sonreír con los ojos, te proponemos ver el vídeo ”It’s all about the squinch”, del prestigioso fotógrafo americano Peter Hurley.

Relaja tu rostro. Si no estás acostumbrado a posar, lo normal es que, al principio, te salgan gestos poco naturales. Para conseguir que tu rostro aparezca relajado, antes de adoptar la pose elegida, puedes cerrar los ojos y abrirlos lentamente, centrando tu atención en el objetivo; hinchar los carrillos de aire y soltarlo de golpe, morder la parte interior de los carrillos y luego soltarlos para sonreír o girar el cuello hacia un lado y otro. ¡Seguro que alguno funciona!

El secreto está en la mandíbula. De nuevo recurrimos a Peter Hurley quien cree que, además de en los ojos, el secreto de un buen posado reside en la posición de la mandíbula. De acuerdo con este experto, es importante estirar el cuello y posicionar ligeramente la mandíbula hacia delante. En su vídeo ”It’s all about the jaw’, explica cómo.

Cuestión de actitud. Todos los consejos que te damos en este post te ayudarán a ganar confianza delante de una cámara, algo realmente clave a la hora de salir bien en las fotos. Una cosa más: no seas muy crítico con tu imagen al ver una foto, esta actitud te restará seguridad para las siguientes. ¡Prohibido decir que siempre sales mal en las fotos o siempre saldrás mal en las fotos!

El arte de la fotogenia no es fácil para la mayoría de los mortales. Si quieres salir bien en las fotos lo más importante es pasar horas frente al espejo, para conocer tus gestos más favorecedores, y armarse de seguridad. ¡Pierde el miedo al objetivo!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas