Concentración: cómo afecta una vida digital muy activa

Home / Salud visual / Concentración: cómo afecta una vida digital muy activa

Vida tecnológica

¿Alguna vez has escuchado música con los cascos mientras trabajabas con el ordenador?, ¿Sueles escribir mensajes a tus amigos mientras ves las noticias en la tele? Es posible entonces que tu concentración sea algo dispersa. Pero no te preocupes: según una investigación reciente, sencillos ejercicios de mindfulness pueden ayudarte a recuperar el “focus”.

Las personas que usan con frecuencia varios dispositivos multimedia a la vez no se caracterizan por saber mantener su atención en una sola tarea. Sin embargo, recuperar su concentración puede ser tan simple como respirar. Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison han demostrado que las personas que realizan muchas tareas multimedia al mismo tiempo, pueden mejorar su concentración llevando a cabo un sencillo ejercicio de meditación que consiste en contar sus respiraciones. “La mayoría de las personas aumentan su concentración después de realizar esta tarea de mindfulness o atención plena; especialmente aquellas que suelen desempeñar varias tareas multimedia a la vez”, ha declarado Thomas Gorman, uno de los autores del estudio

La vibración fantasma del móvil

Música, vídeo, noticias, mensajes… En la actualidad recibimos un número incontable de estímulos provenientes de distintos dispositivos presentes en nuestras actividades cotidianas. “Es habitual percibir un tono o una vibración “fantasma” del móvil en el bolsillo. Esto significa que quien lo experimenta está dedicando parte de su atención a su pierna, incluso mientras trata de hacer otras cosas”, declara Shawn Green, profesor de psicología de la Universidad de Wisconsin-Madison y co-autor del estudio. Algo parecido es lo que ocurre cuando se trabaja o se estudia en el ordenador y, periódicamente, se consulta el e-mail o el móvil para comprobar si han llegado nuevos mensajes. “La mayoría de las personas que han participado en nuestro estudio están pendientes de muchas fuentes constantemente, el lugar de dedicarse a una sola cosa. Esto hace que su atención esté menos concentrada”, explica Green.

Multipantalla

Diversas investigaciones demuestran que las personas que tienen una vida multimedia muy activa, pueden distraerse cuando están atendiendo a varios dispositivos a la vez. Además, los datos constatan que estas personas presentan una atención pobre incluso cuando no están atendiendo a ningún dispositivo. Esto afecta negativamente a su desempeño en la escuela o en trabajo y, también, repercute en las buenas relaciones y el bienestar general de la persona.

Trabajos previos, llevados a cabo por Daniel Levinson y su mentor Richard Davidson en el “Centro para mentes saludables” de la Universidad de Wisconsin-Madison, demostraron los beneficios en la atención asociados a un simple ejercicio de meditación guiada en el que los participantes cuentan en varias ocasiones nueve inhalaciones y exhalaciones. “Pensamos que esta tarea de mindfulness o atención plena podría ser particularmente útil para aquellas personas con una vida multimedia activa porque esto es, conceptualmente, lo opuesto a llevar a cabo varias tareas a la vez. Consiste en enfocarse profundamente en una sola cosa que no exige una gran atención”, explica Gorman.

Mindfulness y concentración

Los participantes del estudio, incluyendo aquellos que reportaban llevar a cabo varias tareas a la vez y aquellos que raramente lo hacían, pasaron parte de dos días realizando pruebas estándar encaminadas a medir su atención. En uno de los días, los test de atención fueron intercalados con navegación por Internet. Cada prueba fue precedida del ejercicio de contar la respiración. Según los resultados, las personas que llevaban a cabo muchas tareas multimedia simultáneamente, tuvieron una peor puntuación que aquellos que no lo hacían. Sin embargo, ambos grupos presentaron mejores puntuaciones después de realizar el ejercicio de contar las respiraciones. Cabe señalar que los que consultaban a menudo muchos dispositivos registraron mayores avances en su tarea después de haber realizado el ejercicio propuesto de mindfulness. De acuerdo con Gorman, las mentes se sienten “tentadas” a vagar durante el ejercicio y, por eso, la atención plena requiere una práctica activa en el ajuste y reorientación de la atención. “Ninguno puede permanecer concentrado contando las respiraciones de forma indefinida. Cuando la atención se pierde, es necesario volver a atraerla una y otra vez. Practicando esa habilidad aprendes a enfocar tu atención”, añade el investigador.

Efectos multipantalla a largo plazo

Es importante señalar que estos efectos beneficiosos sobre la atención no duran mucho tiempo. Sin embargo, los resultados sugieren que las personas habituadas a tener una intensa vida multimedia no tienen afectada su atención de forma irreversible. Así, quienes consultan medios de forma asidua pueden conseguir recuperar un estado atencional más intenso. Green y Gorman quieren seguir explorando este tema con el objetivo de encontrar mejoras de atención más duraderas.

¿Tienes una vida multimedia muy activa? ¿De qué manera repercute esto en tu atención?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas