Cromatopsia: la vida en rojo (o en azul, o en amarillo)

Home / Salud visual / Cromatopsia: la vida en rojo (o en azul, o en amarillo)

Cromatopsia

El ser humano puede percibir los colores gracias a que en la retina, una película que tapiza el fondo del ojo, se encuentran unas células fotosensibles llamadas bastones y conos. Los bastones son sensibles a la luz, y nos permiten ver en condiciones de oscuridad-claridad. Los conos captan los colores del entorno, se encuentran situados en el centro de la retina, en la fóvea, y absorben la luz en diferentes longitudes de onda. Para percibir los colores con normalidad, es necesario tener tres tipos de conos; los que captan la luz roja, los que captan la luz verde y los que captan la luz azul. Estos tres colores básicos nos permiten percibir unos 8.000 colores distintos. Esta información recibida por los conos y los bastones se envía en forma de impulsos eléctricos a través del nervio óptico hasta el cerebro, donde es “traducida” a imágenes. Cuando no hay mucha luz, los conos no están suficientemente estimulados para distinguir las diferentes longitudes de onda que reflejan los objetos (lo que les da el color) y, por esta razón, vemos en blanco y negro.

La visión normal de los colores puede verse alterada debido, por ejemplo, a problemas que afectan a alguno de los conos o a los circuitos nerviosos que transmiten los impulsos asociados al color a la corteza cerebral. Esta alteración también puede estar ocasionada por otros problemas del ojo, como por ejemplo la pérdida de transparencia del cristalino. El trastorno de la visión que hace que se perciba la realidad en un solo color recibe el nombre de cromatopsia y se manifiesta a través de una visión en tonos rojos, amarillos, azules, verdes o violetas.

  • La eritropsia es la cromatopsia en tonos rojos. Esta alteración visual, benigna y temporal, suele ser síntoma de un problema visual o de salud. La eritropsia puede aparecer tras una exposición prolongada a la luz intensa del sol en la nieve o en la playa, por ejemplo. A veces, se manifiesta después de una operación de cataratas o debido a una hemorragia en el interior del ojo (hemorragia vítrea) causada, por ejemplo por una retinopatía diabética o por un desprendimiento de retina. La eritropsia puede tener relación con la epilepsia o con toxicidad farmacológica ocasionada por algún medicamento. La eritropsia es la cromatopsia más frecuente.
  • La xantopsia es la cromatropsia en tonos amarillos. Lo más común es que esté asociada a la aparición de cataratas, una patología ocular que sucede cuando el cristalino pierde elasticidad y transparencia, adquiriendo un color amarillo debido al paso del tiempo. Algunos fármacos pueden producir xantopsia como efecto secundario.
  • La cloropsia es la cromatopsia en tonos verdes. Suele ser el efecto secundario de algunos fármacos o, también, de drogas alucinógenas que afectan a la visión.
  • La cianopsia es la cromatropsia en tonos azulados. Al igual que la eritropsia, puede aparecer después de una operación de cataratas. También puede ser el efecto secundario de algunos fármacos.
  • La iantonopsia es la cromatopsia en tonos violetas. Esta alteración visual puede tener relación con el consumo de medicamentos o alteraciones oculares.

Cromatopsia y daltonismo

¿Qué diferencia hay entre cromatopsia y daltonismo?

Al contrario de la cromatopsia, el daltonismo no tiene efectos transitorios, sino permanentes. Además, no es síntoma de ninguna patología ni del consumo de ningún fármaco, sino una característica visual de una persona.

El daltonismo tiene lugar cuando en la retina falta o no funciona correctamente algún tipo de cono.

  • Es acromático cuando este problema o carencia afecta a todos los conos. Como resultado, la persona tiene una visión en blanco y negro. Este daltonismo severo es poco frecuente.
  • Es dicromático si un tipo de cono falta o no funciona. Los daltónicos protanopes no pueden ver el color rojo, los deuteranopes no pueden ver el color verde, los tritanopes no pueden ver el color color azul.
  • Es tricromático cuando la persona tiene los tres tipos de conos pero éstos no perciben correctamente los colores. Este es el tipo más frecuente de daltonismo.

El daltonismo es más frecuente en hombres (1,5%) que en mujeres (0,5%). La herencia del daltonismo está asociada al cromosoma X. Las mujeres tienen dos cromosomas X y, por esta razón, tienen menos probabilidades de padecerlo.

¿Has tenido algún episodio de cromatopsia?, ¿nos lo cuentas?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas