¿Cuidas tus ojos cuando nadas?

Home / Salud visual / ¿Cuidas tus ojos cuando nadas?

1200x628_FB_Blog_natacion

El cloro de las piscinas, la sal marina y las bacterias del agua de ríos, lagos y pantanos, puede hacer que tus ojos se irriten, causándote molestias, sensación de sequedad o arenilla, etc. Por lo general, la irritación se irá sola en poco tiempo. No obstante, si quieres que tus ojos se calmen cuanto antes, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

  • Enjuágate. Una ducha tras el baño, en la que te aclares los ojos con cuidado, puede ser suficiente para quitar el exceso de cloro, sal y bacterias en ellos. Si no hay una ducha cerca, te aconsejamos que lleves una botella de agua mineral para tus ojos y que, ni tú ni nadie, beba de ella, para preservarla de las bacterias de la saliva. Ten en cuenta, que el agua fresca ayuda a bajar la inflamación. Si lo prefieres, también puedes enjuagarte con suero fisiológico.
  • Aplícate frío. El frío ayuda a reducir la irritación y la inflamación, por eso es recomendable que te pongas un paño húmedo sobre los ojos durante unos minutos, mientras te descansas al sol, por ejemplo.
  • Sécate. Es importante que seques tus ojos después de enjuagarlos o tener sobre ellos una compresa de agua fría. Hazlo con un paño limpio; no caigas en la tentación de hacerlo con la esquina de la toalla, por ejemplo, ya que puede tener arenilla y suciedad que agraven el problema.
  • Una gafas de sol. Los rayos solares contribuyen a la irritación de tus ojos. Es imprescindible que lleves puestas tus gafas de sol la mayor parte del tiempo. Recuerda, además, que éstas deben ser de calidad, compradas en un establecimiento que te ofrezca todas las garantías.
  • Nutre tu piel. Cuando llegues a casa, vuelve a lavar tus ojos y aplica sobre ellos algo que les calme: bolsitas de manzanilla húmedas y frías, rodajas de pepino o un paño mojado en una solución de aloe y agua al 50%, por ejemplo. Después de esto, aclara la zona si es necesario, sécala con cuidado y aplica un contorno de ojos nutritivo sobre los párpados y el contorno de ojos.

Y para prevenir la irritación ocular…

  • Báñate con gafas o máscaras de natación que te ajusten bien
  • Evita mojar tus ojos cuando percibes un fuerte olor a químicos en el agua
  • No te sumerjas cuando el agua está turbia o no parece muy limpia

¿Nos cuentas qué haces para calmar tus ojos cuando se irritan después de un baño?

Entradas Recomendadas