Detectar problemas cardiovasculares a través de los ojos

Home / Salud visual / Detectar problemas cardiovasculares a través de los ojos

Los ojos, una ventana al corazón

Los ojos son un buen indicador de la salud de la persona. Cuando se sufre episodios de ceguera, o una disminución importante de agudeza visual, es fundamental acudir al especialista de la visión cuanto antes (incluso cuando estos incidentes son de corta duración). La observación del ojo con las pupilas dilatadas puede determinar un problema de vista común, o la existencia de un problema más grave, como puede ser el bloqueo de los capilares que irrigan la retina.

La amaurosis fugaz es una pérdida completa o parcial de la visión de un ojo que tiene lugar cuando un coágulo de sangre o un trozo de placa bloquean una arteria que lo irriga. Con frecuencia, los pequeños coágulos que obstruyen los capilares de la retina se desprenden de coágulos más grandes. Por tanto, esta pérdida de visión temporal y reversible puede ser un síntoma síntoma de que existe una obstrucción severa de la arteria carótida.

Muchos médicos miran los ojos de sus pacientes antes de emitir un diagnóstico. Además de la amaurosis fugaz, existen otras patologías que causan alteraciones oculares que un especialista puede interpretar fácilmente, algunas de ellas son:

    • Hipertensión. Tener la tensión alta sin tratar durante tiempo afecta a los vasos sanguíneos, puede engrosarlos o romperlos.
    • Diabetes. La retinopatía diabética es una patología ocular que pueden padecer las personas que sufren diabetes desde hace muchos años. Esta enfermedad produce daños en los capilares que irrigan la retina.
    • Hipercolesterolemia o nivel alto de colesterol. Este trastorno hereditario se manifiesta a través de una circunferencia gris-azulada que rodea el iris.
    • Esclerosis múltiple. Las personas que padecen esta enfermedad degenerativa pueden presentar hinchazón en el nervio óptico y, a veces, pérdida repentina de visión que puede ser o no reversible.
  • Observa tus ojos con frecuencia y consulta con tu oftalmólogo cualquier problema o duda que tengas.

Diez sencillos pasos para cuidar tu corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad en personas adultas de los países desarrollados. Para reducir el riesgo de padecer estas patologías y, también, para mejorar la calidad de vida de quienes han sufrido alguna de ellas, la Fundación Española del Corazón (FEC) ha elaborado un decálogo de hábitos de vida saludables:

  1. Seguir una alimentación cardiosaludable: equilibrada y variada. La dieta debe de ser rica en frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados. La fundación recuerda también que la sal, los azúcares y el alcohol deben consumirse en pocas cantidades.
  2. Media hora diaria de ejercicio físico. Los expertos recomiendan que elijas la actividad que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, correr… y la practiques habitualmente.
  3. No fumar. El riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales se multiplica incluso fumando poco.
  4. Controlar el peso. Si el Índice de Masa Corporal (IMC =. peso en kilos/ altura en metros elevada al cuadrado) es mayor de 25 kg/m² la persona padece sobrepeso y, si supera los 30 kg/m², tiene obesidad.
  5. Evita acumular grasa en el abdomen: es peligrosa para el corazón. El perímetro abdominal a nivel del ombligo de una mujer debe estar por debajo de 88 cm y de un hombre por debajo de 102 cm.
  6. Controlar la tensión. Mantener la tensión por debajo de 140/90 mmHg es síntoma de buena salud. Las personas hipertensas y aquellas que han sufrido un problema cardiovascular, cerebrovascular, renal o son diabéticas, deben mantener la tensión por debajo de 130/80 mmHg.
  7. Revisar los niveles de colesterol y glucosa. Es importante que, en ayunas, los niveles de colesterol estén por debajo de de 190 mg/dl y, los de glucosa, por debajo de 110 mg/dl. Una dieta sana y practicar ejercicio habitualmente ayuda a mantenerlos controlados.
  8. Conocer el riesgo cardiovascular y el estilo de vida recomendado. Acudir a revisiones de salud de forma periódica y preguntar cualquier duda al médico ayuda en gran medida a mantener una pauta saludable y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  9. Compartir dudas y problemas. Intercambiar experiencias es positivo, tanto para uno mismo como para los demás, puede animar a otras personas a cuidar su corazón. La familia puede ser un gran estímulo y apoyo para superar cualquier dificultad en el cumplimiento de los objetivos de salud.
  10. Controlar el estrés y ansiedad. El aumento de tensión emocional es peligroso para el corazón. El estrés en casa y en el trabajo hace más difícil seguir un estilo de vida cardiosaludable.

¿Conoces algún caso en el que un problema de visión ha manifestado otro tipo de problema de salud?, ¿nos lo cuentas?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas