Diagnosticar la retinopatía diabética a partir de las lágrimas podría ser posible en poco tiempo

Home / Salud visual / Diagnosticar la retinopatía diabética a partir de las lágrimas podría ser posible en poco tiempo

Diagnosticar la retinopatía diabética

Las personas que padecen diabetes corren el riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Esta patología ocular se produce cuando los vasos sanguíneos que irrigan la retina sufren daños y se deterioran debido a la diabetes. En la gran mayoría de los casos, la retinopatía diabética aparece cuando la persona padece diabetes desde hace tiempo: el 90% de los diabéticos desarrolla retinopatía diabética a los 30 años de ser diagnosticada la enfermedad. Esta patología ocular puede manifestarse antes cuando la la diabetes no se ha controlado de forma adecuada.

Las personas que tienen retinopatía diabética pueden experimentar diferentes síntomas:

  • Visión borrosa
  • Percepción de manchas negras
  • Pérdida de áreas de visión
  • Presentar dificultades para ver de noche
  • Experimentar visión doble
  • Sufrir dolores de cabeza con frecuencia

¡ATENCIÓN! Es importante destacar que la retinopatía diabética es una enfermedad silenciosa. Esto significa que quienes la sufren no suelen tener síntomas hasta que este problema ocular está muy avanzado. Por eso, las personas con diabetes deben acudir a revisiones visuales siguiendo la periodicidad marcada por el especialista de la visión.

Prevalencia en España y en el mundo de la retinopatía diabética. Según los datos de la Federación Internacional de la Diabetes, existen 382 millones de casos en el mundo y aproximadamente la mitad (el 46%), no están diagnosticados. En nuestro país esta patología visual afecta a un 20-25% de quienes padecen diabetes tipo 2 y entre un 50-65% de las personas que tienen diabetes tipo 1. La retinopatía diabética es la primera causa de ceguera irreversible en edad laboral entre los 20 y los 70 años.

Para plantar cara a la retinopatía diabética es fundamental:

    • Llevar un correcto control de los niveles de azúcar en sangre
    • Mantener una presión arterial saludable

 

  • Evitar el sobrepeso
  • No fumar

 

    • Llevar a cabo exámenes frecuentes de la visión (con una periodicidad anual como mínimo)
    • Esta enfermedad también puede controlarse con fármacos y mediante cirugía

Detectar la retinopatía diabética a través de las lágrimas

La Unidad de Investigación Oftalmológica “Santiago Grisolía” del Hospital Universitario Doctor Peset, adscrita a la Fundación FISABIO, ha realizado un prototipo diagnóstico de retinopatía diabética usando lágrimas. Esta investigación, titulada ‘Sistemas genéticos para un nuevo abordaje del riesgo de progresión de la retinopatía diabética’, ha recibido el Premio Nacional Doctores Galo y Gustavo Lehoz al mejor trabajo de investigación otorgado en el último Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología.

Hasta el momento, el diagnóstico de la retinopatía diabética y otras enfermedades oculares, era sólo posible utilizando muestras biológicas de humor acuoso o de humor vítreo. El humor acuoso está localizado en la cámara anterior del ojo, entre el iris y la córnea, mientras que el humor vítreo se sitúa entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino. Dichas muestras biológicas sólo pueden extraerse mediante una intervención quirúrgico, lo que puede dificulta el diagnóstico precoz de patologías como la retinopatía diabética.

Tal y como ha declarado la autora principal del estudio, la doctora María Dolores Pinazo, oftalmóloga y responsable de la Unidad de Investigación Oftalmológica Santiago Grisolía del Peset, las lágrimas podrían evitar la intervención quirúrgica, ya que son una muestra biológica totalmente válida para obtener información genética que determine la predisposición a determinadas enfermedades oculares.

El estudio de los investigadores de la Fundación FISABIO tenía como principal objetivo aislar en las lágrimas un marcador específico que diera información fiable para el diagnóstico y/o pronóstico de esta patología ocular en diabéticos tipo 2. De acuerdo con la experta, las lágrimas contienen “microRNas”, un tipo de ácido ribonucleico que participa en la expresión de determinados genes, inhibiendo o silenciando esa expresión. Las microRNAs de las lágrimas constituyen marcadores potenciales que ofrecen datos sobre el riesgo de desarrollar algunas patologías oculares o sobre la progresión de las mismas.

Así, si se confirma la eficacia de las microRNAs de las lágrimas como biomarcador de patologías oculares, tanto el diagnóstico como el pronóstico de estos problemas sería mucho más sencillo. Esta investigación podría también sentar las bases para el desarrollo de futuras bioterapias encaminadas a tratar enfermedades visuales.

El equipo del Peset sostiene que hay diferencias en la expresión de los microRNAs dependiendo de la patología. Por ello, su objetivo ahora es identificar qué microRNAs ofrecen información sobre diferentes enfermedades oculares como retinopatía diabética, cataratas, glaucoma y ojo seco.

¿Te gustaría saber más sobre cómo evoluciona esta investigación? ¡Anímate a preguntar!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas