Dioptrías: todo lo que debes saber sobre tu graduación

Home / Salud visual / Dioptrías: todo lo que debes saber sobre tu graduación

1200x628_FB_Blog_graduacion

¿Sabes qué una dioptría y por qué es tan importante este término para la graduación de la vista? Una dioptría es la unidad de medida utilizada en óptica para las lentes. Indica la capacidad de refracción de una lente, es decir, en nuestro caso sería la cantidad de desenfoque visual de cada ojo que puede compensar, o lo que es lo mismo, nuestra graduación.

Dioptría es la unidad (en valores positivos o negativos) que señala la refracción de una lente y equivale al valor recíproco de su longitud focal expresada en metros. El signo ‘+’ (positivo) corresponde a las lentes convergentes, y el ‘-‘ (negativo) a las divergentes. La escala va de 0,25 en 0,25 y la graduación puede ser negativa (lentes divergentes: miopía) o positiva (lentes convergentes: hipermetropía o presbicia). Un ojo miope percibe una imagen desenfocada antes de llegar a la retina. Cuanto mayor sea la distancia desde el punto de enfoque a la retina, mayor será la cantidad de dioptrías que la lente necesitará para corregir la imagen y enfocarla correctamente. La hipermetropía, por el contrario, desenfoca los objetos cercanos, ya que la imagen se forma por detrás de la retina. Y en este caso la corrección que necesita es la inversa.

¿Cómo se consigue? Desviando la trayectoria de los rayos luminosos haciéndoles o bien convergentes (concentrándolos hacia un punto), o bien divergentes (dispersándolos). En el primer caso podríamos compensar la hipermetropía y/o la vista cansada; en el segundo, la miopía.

¿Sabes interpretar la graduación de tus gafas?

¿Sabes reconocer los símbolos de la receta de tu graduación óptica? ¿Reconoces los principales indicativos de tus gafas graduadas? La graduación de la vista determina la corrección óptica que necesita una persona con problemas refractivos o ametropías: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia o vista cansada. Para una corrección óptica y una mejor agudeza visual, es necesario prestar atención no sólo a las dioptrías si no a otros indicativos. Te mostramos de forma sencilla y esquemática qué elementos aparecen en la prescripción de tus gafas:

  • Esfera, Esf., SPH o Sphère. El primer número que aparece en receta de tus lentes indica la cantidad de miopía o hipermetropía. El signo negativo (-) indica que eres miope y el positivo (+) que eres hipermétrope. Es lo que entendemos por dioptrías.
  • Cilindro (CYL) y Eje (Axis). El segundo número representa la cantidad de astigmatismo; puede ser miópico (-) o hipermetrópico (+).
  • El tercero la orientación del astigmatismo, es decir su eje en grados.
  • En caso de que tengamos vista cansada puede aparecer otro valor que es el de la adición. Indica la cantidad en dioptrías que hay que añadir a nuestra graduación para poder ver también correctamente en cerca. Las lentes progresivas, por ejemplo, la tienen.

Además de estos valores, pueden aparecer otros menos frecuentes. En caso de duda, tu óptico optometrista puede orientarte acerca de todos ellos. Ten en cuenta que cuanto más dioptrías, mayor es la corrección que necesitas para ver bien. Una lente de una dioptría tiene la capacidad de enfocar la luz a un metro; la de dos a 50 centímetros y la de 3 a 33 centímetros.

Distancia focal: qué es

La distancia focal o longitud focal de un lente es la distancia entre el centro óptico de la lente y el foco (o punto focal). La inversa de la distancia focal de un lente es la potencia, y se mide en dioptrías. Para un lente positiva (convergente), la distancia focal es positiva. Se define como la distancia desde el eje central de la lente hasta donde un haz de luz de rayos paralelos colimado que atraviesa el lente se enfoca en un único punto. Para un lente negativa (divergente), la distancia focal es negativa. Se define como la distancia que hay desde el eje central de la lente a un punto imaginario del cual parece emerger el haz de luz colimado que pasa a través de la lente.

¿Por qué es importante graduar correctamente la vista?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en 285 millones el número de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión. La causa más importante de discapacidad visual son los errores de refracción no corregidos. Un 90% de la carga mundial de discapacidad visual se concentra en países en vías de desarrollo con escaso acceso a tratamientos ópticos y graduaciones. El sector de la población más afectado son las personas mayores, así el 82% de las personas que padecen ceguera tienen 50 años o más.

Aproximadamente 703 millones de personas tienen defectos refractivos no corregidos en todo el mundo. En este contexto, disponer de un sistema sanitario con tratamientos y sistemas de prevención es vital para corregir la distribución mundial de las principales causas de discapacidad visual en la que los errores refractivos no corregidos representan el 43%; frente a las cataratas no operadas, que son el 33%.

¿Te gustaría saber algo más sobre tu graduación? Revisa de forma periódica tu vista para una correcta graduación y evita así poner en peligro tu salud visual.

Entradas Recomendadas