Distracción: cómo afectan a la memoria las distracciones visuales

Home / Salud visual / Distracción: cómo afectan a la memoria las distracciones visuales

Interferencias visuales

Un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin Madison (EE.UU.) asegura que las interferencias o distracciones visuales hacen más difícil el recuerdo de la apariencia de objetos cotidianos.

La relación existente entre las cosas que recordamos porque las hemos visto (el conocimiento visual) y aquello que estamos viendo (la percepción visual), inspira multitud de teorías sobre cómo se “almacena” en el cerebro la información visual. Algunos expertos sostienen que estos datos sobre personas, cosas o animales se almacena de manera abstracta, como una lista de hechos, separada de la experiencia visual. Esto significaría que, en lugar de tener la representación mental de un cocodrilo en nuestro cerebro, asociamos a este animal una serie de características abstractas del mismo: que es verde y tiene una cola larga, por ejemplo.

En palabras de Gary Lupyan, profesor asociado de psicología en la Universidad de Wisconsin Madison: “Podemos percibir el mundo y saber cosas sobre él y muchas de esas cosas las aprendemos a través de nuestras percepciones sensoriales. Pero, una vez que las aprendemos, ¿Siguen dependiendo de los sentidos o se desvinculan de ellos?”

Para comprobar la veracidad de esta premisa, Lupyan y Pierce Esdmiston, estudiante graduado de su laboratorio, pusieron en marcha un interesante experimento. Para llevarlo a cabo, contaron con la participación de voluntarios a los que se les pedía contestar, lo más rápidamente posible y de manera voluntaria, preguntas sobre objetos comunes. Algunos de los conocimientos requeridos atendían a recuerdos visuales: ¿Los lagartos tienen cola?, ¿Las fresas son de color rojo?, ¿Los cuadros tienen una superficie plana? Mientras que otros atendían a conceptos más abstractos: ¿Una mesa es un mueble?, ¿Viven los cocodrilos en los pantanos?, ¿Las fresas son frutas?

El experimento consistía en que, una vez planteada la pregunta a través de una pantalla, aparecía en la misma una interferencia visual (una especie de pixelado de colores), que tenía como objetivo interrumpir las partes del cerebro que procesan la información visual. “Esta interferencia visual irrumpía en el momento en que el voluntario debía de responder preguntas sobre las propiedades visuales de los objetos. Según los resultados, los participantes tenían problemas al tratar de recordar ese tipo de información. Sin embargo, lo interferencia visual no alteraba su capacidad para acceder a lo que ellos sabían sobre las propiedades no visuales de los objetos”.

Interferencias visuales

Estudios previos que exploraron el recuerdo de la información visual, en los que se emplearon escáneres cerebrales, mostraron que las conexiones visuales del cerebro se activaban al instar a la gente a recordar la apariencia de las cosas. “Estos trabajos previos sugieren que hay una conexión en el cerebro entre el conocimiento visual recordado y el procesamiento visual. Pero no demostraban que los centros de procesamiento participasen en el recuerdo de la apariencia de los objetos, sólo que se activaban”, dijo Edmiston. “Nuestro experimento demuestra que esto va más allá de una mera conexión. Los resultados revelan que el procesamiento visual es necesario para recordar la información visual ya que, cuando se produce una interrupción de la percepción visual, aunque sea sutil, la capacidad de las personas para informar sobre la apariencia de algo se ve alterada”, añadió.

Tal y como ha declarado Lupyan: “Muchas personas necesitan mirar una pared o un folio en blanco para recordar el aspecto de algo. Estos resultados proporcionan una explicación de por qué puede pasar esto: al no tener distracciones, tomamos distancia de nuestro sistema perceptivo y recordamos más fácilmente”.

El efecto de interferencia visual del estudio no era grande (por eso los participantes eran capaces de responder a la mayoría de las preguntas correctamente). Pero, la forma en la que los investigadores “distrajeron” a su cerebro puede resultar frecuente en la vida cotidiana.

El estudio de Edmiston, publicado en Journal of Memory and Language, ha sido financiado en parte por la National Science Foundation.

Haz la prueba: trata de recordar algo mirando una superficie en blanco ¿lo visualizas mejor?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas