El mensaje de tus pupilas

Home / Salud visual / El mensaje de tus pupilas

1200x628_FB_Blog_pupilas

Excitación, disgusto, concentración, tristeza… En su blog, el psicólogo Jeremy Dean recoge 10 señales que dan las pupilas.

  1. Concentración. Cuando dedicamos toda nuestra atención a una actividad, nuestras pupilas se dilatan. Esta conclusión se extrae de un estudio realizado en 1964 por los psicólogos Eckhard Hess y James M. Polt.
  2. Agobio. Si tenemos demasiadas tareas pendientes y no sabemos por cuál empezar… Entonces, nuestras pupilas se hacen pequeñas. Esta afirmación se basa en un trabajo realizado en 1973 por Gary K. Poock
  3. Lesiones cerebrales. Cuando el médico enfoca tus pupilas con una linterna, está comprobando que todo va bien en tu cerebro. Que las pupilas tengan diferente tamaño, por ejemplo, puede ser indicativo de que hay problemas.
  4. Interés. Los participantes de un estudio llevado a cabo por los psicólogos Blanco y Maltzman en 1977 tenían las pupilas más dilatadas cuando escuchaban un fragmento de un relato erótico que cuando escuchaban un texto sobre una mutilación (dilatación media) o un texto neutral (pupilas contraídas).
  5. Atracción. En 1971 Bernick afirmó que el deseo sexual hace que las pupilas, de hombres y de mujeres, se expandan. Otros estudios sostienen que lo que suscita interés es el desnudo en sí, que la pupila dilatada no significa necesariamente atracción hacia la persona desnuda.
  6. Tristeza. Ante un suceso que nos provoca disgusto, nuestras pupilas se contraen. En un estudio de Hess realizado en 1972, el psicólogo mostraba fotografías de niños heridos comprobando que, quienes las veían, primero expandían sus pupilas debido a la impresión y, poco después, las contraían”.
  7. Ideología política. En un experimento de 1969, Barlow demostró que, cuando se enseñaba a una persona un político con el que compartía ideología, sus pupilas se dilataban. Sin embargo, cuando tenían la ideología contraria, sus pupilas se contraían.
  8. Dolor físico. De acuerdo con una trabajo del psicólogo Alez Chapman, el dolor hace que se dilaten las pupilas. En su trabajo, Chapman disparó pequeñas descargas eléctricas en los dedos de los participantes comprobando que, a mayor intensidad de descargas, mayor dilatación pupilar.
  9. Consumo de drogas y alcohol. El alcohol y los opiáceos hacen que las pupilas se contraigan, sin embargo, las anfetaminas, la cocaína y el LSD hacen que se dilaten. Por esta razón, la policía comprueba las pupilas de aquellos que pueden haber consumido estas sustancias.
  10. La personalidad. Un estudio de Larsson reveló que el iris puede dar pistas sobre la personalidad. Así, las personas que tienen más criptas (filamentos ondulados que irradian de la pupila) pueden ser más cálidas y honestas. Sin embargo, las que presentan más surcos concéntricos alrededor del iris, tienen tendencia a ser más nerviosas e impulsivas.

 

Observa las pupilas de las personas que te rodean ¿percibes cambios en ellas?, ¿a qué se deben?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas