Las enfermedades hereditarias y la detección temprana

Home / Salud visual / Las enfermedades hereditarias y la detección temprana

Problemas visión

Algunas patologías visuales como la DMAE, el glaucoma o las cataratas, tienen un componente genético muy importante. Conocer bien los problemas visuales que hay en tu familia es clave para que cuides tu salud visual y la de tus hijos de forma adecuada ¿Lo sabías?

Es muy importante conocer las tendencias genéticas en lo que se refiere a la salud en general y a la salud visual en particular. La detección temprana de problemas oculares ayuda en gran medida a controlarlos en los primeros estadios, cuando todavía pueden no haber sido percibidos por la persona que los sufre y es posible combatir su avance. Las patologías visuales que tienen más probabilidad de heredarse de padres a hijos son la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), las cataratas y el glaucoma.

Degeneración Macular Asociada a la Edad

La DMAE es la degeneración progresiva de las células centrales de la retina, localizadas en la mácula. Quienes la padecen manifiestan pérdidas de visión central, percibiendo un punto oscuro o bruma en el centro de todo aquello que ven.

En la mácula también se encuentran unas células llamadas conos y bastones: las primeras se encargan de recoger el color; mientras que las segundas captan el brillo y el contraste. Además de visión borrosa, las personas con DMAE pueden tener una percepción distorsionada de los colores y contornos. Todo ello hace que tengan problemas para llevar a cabo actividades cotidianas, sobre todo en las que es importante la visión de cerca como leer o coser, y aquellas en la que la precisión visual es clave, como conducir. Las personas con DMAE disfrutan de bastante autonomía, porque pueden ver el entorno de una forma global.

Esta patología suele afectar a los dos ojos de manera asimétrica y, en muchas ocasiones, se detecta en la consulta del profesional, al realizar pruebas visuales en las que se tapa uno u otro ojo de forma alternativa.

Aparece, principalmente, en personas mayores de 60 años y no se puede curar, aunque sí hay opciones de tratamiento eficaces para frenar su avance. Cuanto antes se haga el diagnóstico, mejores serán los resultados. Por tanto, si en tu familia hay casos de DMAE, informa a tu especialista de la visión para establecer un calendario de visitas.

Glaucoma: “el ladrón silencioso de la visión”

El glaucoma, al igual que la DMAE, es una patología visual degenerativa. Aparece cuando el nervio óptico que transmite la información visual que capta la retina, sufre una lesión irreparable. Las personas que poseen tensión intraocular alta (PIO) mantenida durante mucho tiempo tienen más probabilidades de sufrir lesiones en este nervio.

El glaucoma se conoce como “El ladrón silencioso de la visión” ya que, en los primeros estadios, la persona que lo padece no manifiesta problemas visuales: por eso las visitas al especialista de la visión son tan importantes para prevenir esta enfermedad. Cuando se manifiesta, el glaucoma produce: reducción del campo visual periférico (“visión en túnel”), ojos sensibles a la luz o el deslumbramiento, dolores de cabeza, problemas para ver en la oscuridad y percepción de halos alrededor de la luz eléctrica.

Visión gafas

Las manifestaciones visuales causadas por el glaucoma son irreversibles: por eso la prevención es tan importante en esta enfermedad. Por lo general, su avance se frena con medicamentos que controlan la PIO.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan al glaucoma como la tercera causa más importante de ceguera en todo el mundo (2% de los casos) después de los errores refractivos sin corregir (miopía, hipermetropía o astigmatismo, 43%) y cataratas no operadas (33%).

El glaucoma puede darse en un ojo o en los dos y de forma asimétrica. En sus primeros estadios asintomáticos, se detecta en revisiones mediante exploración del fondo de ojo. Si se diagnostica a tiempo, la ceguera derivada del glaucoma puede evitarse en más del 90% de los casos.

Esta patología puede aparecer a cualquier edad; si bien el riesgo aumenta a partir de los 60 años donde la incidencia es del 2,1%.

Cataratas

Las cataratas aparecen cuando, debido al paso de los años, el cristalino se va volviendo más rígido y opaco. Como consecuencia, en enfoque de la luz se vuelve más difícil, lo que se traduce en visión borrosa y percepción apagada de los colores. Las cataratas también ocasionan problemas para ver en condiciones de baja iluminación, sensibilidad a la luz y deslumbramiento, percepción de halos alrededor de las luces, doble visión y cambios en la prescripción. Su evolución suele ser lenta y fácilmente detectable en las revisiones visuales rutinarias.

Es la segunda causa de ceguera en el mundo y se asocia a dificultades de visión a partir de los 55 años. Casi 3 de cada 4 personas mayores de 75 años la padecen. Algunos bebés nacen con cataratas congénitas que pueden empeorar con el paso de los años. Exponerse al sol sin lentes de protección contra los rayos UVA, aumenta las probabilidad de padecerlas.

Los problemas visuales asociados a las cataratas son reversibles. Para recuperar la calidad de visión perdida, es necesario someterse a una operación en la que el cristalino es sustituido por una lente intraocular transparente.

Hábitos saludables y prevención

Aunque estas patologías visuales tienen un importante componente genético, para prevenirlas es fundamental llevar determinados hábitos saludables:

    • Realizarse revisiones visuales periódicas a partir de los 50-55 años, aunque no se perciban problemas visuales.
    • No fumar
    • Controlar la PIO
    • Mantener un peso saludable
    • Seguir una alimentación variada, con más vegetales que grasas
    • Practicar ejercicio de forma regular
    • Proteger los ojos del sol con lentes homologadas y de las emisiones de rayos azul-violeta de las pantallas, que aceleran el proceso degenerativo de la mácula. En Essilor contamos con lentes pensadas para proteger los ojos de los peligros del sol y de la luz azul, como Crizal Prevencia o Eyezen  ¿Las conoces?

Tienes antecedentes familiares de patologías visuales. ¿Qué haces para combatirlos?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas