Errores de salud visual

Home / Salud visual / Errores de salud visual

nsmg_ojos

La mayoría de las personas sufren algún tipo de patologías oculares. A medida que vamos cumpliendo años, las molestias ópticas van en aumento y empeoran mermando la capacidad de visión y, con ello, nuestra calidad de vida. Si bien el paso del tiempo es enemigo frecuente de nuestras facultades sensoriales, también es cierto que a menudo cometemos muchos abusos con nuestros ojos. A diario todos cometemos una serie de errores que repercuten negativamente en nuestra salud visual. Desde forzar la vista al leer a tomar el sol sin las debidas gafas de sol homologadas o pasar demasiadas horas ante la pantalla. Lo más grave es que cada vez acuden pacientes más jóvenes quejándose de que no ven correctamente o que tienen algún tipo de molestia en sus ojos. A continuación, daremos algunos consejos para cuidar la vista que pasan, esencialmente, por conocer cuáles son los hábitos más frecuentes y nocivos para nuestros ojos. Y para evitarlos, claro.

Malos hábitos que arruinan la salud de tus ojos

Forman parte de nuestra vida cotidiana y muchas veces se desconoce que están haciendo tanto daño a nuestra salud visual. Pero lo hacen. Por ejemplo:

   -Salir de casa sin gafas de sol: a algunas personas no les gusta utilizar gafas de sol o piensan que es algo superfluo. Pero más allá de eso, las gafas de sol no son un atuendo de moda o que mejora o define nuestra estética, sino un elemento protector para nuestros ojos. Los rayos ultravioleta son absorbidos por nuestros ojos y producen un efecto acumulativo, es decir, los daños del día a día se van sumando hasta que finalmente dan la cara. Los efectos de exponer tu vista a los rayos UV sin gafas adecuadas se manifiestan en enfermedades oculares tales como las cataratas. De hecho, en lugares con mucho sol es muy habitual que sus habitantes sufran cataratas. Al ser un daño acumulativo, hay que empezar a protegerse desde pronto. Por eso, también los niños deben tener sus gafas de sol. Por supuesto, en todos los casos, han de ser gafas que te recomiende un óptico de acuerdo a tus necesidades y hechas con materiales de calidad.

   Dormir con las lentillas puestas: cuántas veces habremos escuchado aconsejar a las mujeres que nunca se acuesten sin desmaquillar si no quieren que su rostro se llene de impurezas y acusen un envejecimiento prematuro. Pues igual que la piel necesita oxigenarse, también los ojos. Dormir con las lentes puestas puede producir úlceras en las córneas. Además de NUNCA dormir con ellas puestas, durante el día procura usar lentes de hidrogel de silicona que permiten la entrada de oxígeno al ojo.

   Frotarse los ojos: estamos hartos de hacerlo. ¿A quién no le pica un ojo de vez en cuando? Sobre todo por el uso del ordenador o porque en el mismo ambiente hay mucha polución. Sin embargo, ese gesto tan común de tocarse los ojos puede ser fatal. En primer lugar, frotar los ojos puede causarles una inflamación. Y además una infección, porque nuestras manos están llenas de gérmenes. La solución pasa por aplicar lágrimas artificiales cuando sintamos picor. Esto nos refrescará. En caso de tocarte, evita los nudillos y hazlo con suavidad y con los ojos cerrados.

   -El abuso de dispositivos electrónicos: el móvil, la tablet, el ordenador o la televisión y, para colmo los e-book. Nuestros ojos no están diseñados para ellos y, sin embargo, nos pasamos todo el día mirándolos. Hay 3 problemas con respecto a los dispositivos electrónicos: el primero que los miramos a muy corta distancia. El segundo, que mientras los usamos, apenas parpadeamos y nuestro ojo se seca. Por último, “estos dispositivos emiten una luz que, según estudios, podrían causar alteraciones en los ojos”. Para aliviar el daño, no permanezcas leyendo más de 20 minutos y haz descansos de la misma duración.

   -Aplicar el delineador por el interior del ojo: unos ojos bien maquillados son preciosos. Pero la coquetería podría costarnos cara para la salud de nuestros ojos, ya que en la base de las pestañas están las glándulas de Meibomio que se encargan de hidratar el ojo, formando parte de las lágrimas. El maquillaje las obstruye. La solución es maquillar solo por fuera.

   No desmaquillarse antes de dormir: si entra rimel en los ojos o, peor, pegamento si usas pestañas postizas, puedes provocarte una infección ocular.

   Conducir sin gafas: tanto no llevar gafas como llevar unas gafas de graduación incorrecta es dañino para la vista. Para conducir necesitas ver perfectamente.

   -Usar gotas para ojos rojos y productos sin ser recetados: el abuso de gotas para eliminar ojos rojos puede tener efectos secundarios, además de que oculta posible enfermedades oculares. También es muy peligroso utilizar colirios y gotas caducados, así como soluciones para las lentillas pasadas de fecha.

Ya sabes cuáles son los hábitos cotidianos que más perjudican la salud de tus ojos.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas