Essilor Vision Foundation entrega sus gafas a Lilly

Home / Salud visual / Essilor Vision Foundation entrega sus gafas a Lilly
Por
En Salud visual

Essilor See Change

La vista es fundamental durante los primeros años de vida, ya que la mayor parte de los estímulos que recibe el niño llegan a su cerebro a través de los ojos. Por esta razón, cualquier problema importante de visión en esta etapa debe ser observado y tratado cuanto antes, con el fin de facilitar el correcto aprendizaje en la etapa infantil.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los dos colectivos que tienen mayor riesgo de padecer problemas de salud visual están compuestos por los mayores de 50 años y por los menores de 15 años. El número de niños con discapacidad visual asciende a 19 millones aproximadamente; 12 millones de ellos la padecen debido a que tienen errores de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) no corregidos. La forma más sencilla y eficaz de corregir los errores refractivos en la infancia son las gafas graduadas.

La fundación Essilor See Change, dedicada a resolver los problemas visuales que padece un tercio de la población mundial de todo el mundo, presta especial atención a la visión de los niños. La pequeña Lilly es uno de los bebés que ha empezado a ver gracias a la gran labor de los especialistas de Essilor See Change.
Lilly nació con cataratas congénitas, una malformación que afecta alrededor del 0,4% de niños que nacen en el mundo. Las cataratas se producen cuando el cristalino, la lente del ojos responsable del enfoque, no es transparente y, como consecuencia, la persona que las padece tiene una visión poco nítida. En la mayoría de las ocasiones, las cataratas aparecen en personas mayores de 60 años que, con el paso de los años, tienen un cristalino opaco y amarillento. Algunos bebés, como Lilly, nacen con una lente natural nublada que obstaculiza su visión y que, por esta razón, es necesario quitarla. Tras la cirugía, los bebés con cataratas congénitas necesitan gafas con un par de lentes especiales, llamadas lentes afáquicas, que les permiten enfocar. Con el paso del tiempo, el ojo del niño va creciendo y madurando y estas gafas con lentes afáquicas pueden ser reemplazadas por lentes de contacto o lentes intraoculares. No obstante, es fundamental que el niño use las gafas con lentes afáquicas en un primer momento ya que, de otro modo, sufriría un  alto riesgo de perder la vista.

Las gafas de Lilly

La Essilor Vision Foundation lanzó en el 2016 una iniciativa destinada a equipar a 200 bebés australianos afectados con esta rara discapacidad con un par de lentes afáquicas gratis. El doctor Michael Jones, jefe de oftalmología en The Children’s Hospital Westmead (Australia), explica la particularidad de las lentes afáquicas y por qué estos niños las necesitan: “Quitar el cristalino para eliminar la catarata es como quitar una lente sucia pero, para que el niño pueda volver a enfocar, necesita tener unas gafas con lentes afáquicas. Se trata de una lente de alta potencia (alta graduación) para ayudar a enfocar la vista. Si estos niños se quedan sin gafas, incluso si las obtienen más adelante, siempre verán fuera de foco”.

Jones hace hincapié en el impacto social que el “regalo de la vista” puede tener en la vida de los beneficiarios. “No sólo significa mejorar la visión, sino alimentar el desarrollo y la interacción social”. Diferentes estudios demuestran que la visión no corregida puede tener consecuencias negativas en la vida de los niños: los niños con discapacidad visual corren un mayor riesgo de retraso en su desarrollo e integración social. Por lo tanto, es importante actuar contra los problemas de visión en una etapa temprana para evitar que puedan afectar negativamente a una persona a lo largo de su vida y para brindarle las mismas oportunidades a todos los niños en todas partes.

La vista es un sentido fundamental en el desarrollo infantil. Una de las misiones de los expertos de la visión pertenecientes a la fundación Essilor See Change, es desarrollar soluciones que mejoren los problemas visuales de los más pequeños.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas