Te ayudamos a elegir las gafas de esquí más adecuadas para tus ojos

Home / Salud visual / Te ayudamos a elegir las gafas de esquí más adecuadas para tus ojos

Consejos para elegir unas gafas

Tan importante es que tu ropa para practicar deporte de invierno sea confortable y que te ajustes bien tus esquís, como que lleves unas gafas o una máscara de esquí que te permita ver con claridad y proteja tus ojos del frío, el aire y, por supuesto, del sol y sus reflejos. Tener una visión óptima mientras realizas esta actividad te permitirá disfrutar al máximo (y con seguridad) de tu deporte favorito. Los siguientes consejos te ayudarán a elegir el mejor equipo visual para conseguirlo. Toma nota:

  • Compra las gafas de sol y máscaras de esquí en un establecimiento con todas las garantías, a ser posible una óptica. El óptico-optometrista es el profesional que mejor te puede aconsejar sobre el tipo de protección ocular que necesitas según la actividad que vayas a desarrollar, la fotosensibilidad que tengas y el color de tus ojos.
  • Elige siempre lentes “buenas”. Aunque sean muy oscuras, las lentes de baja calidad pueden dejar pasar los rayos UV, lo que supone un riesgo importante para los ojos. ¿Sabías que la radiación UV pueden ser hasta ocho veces más intensa en las pistas de esquí que en otros lugares debido a las propiedades de reflexión de nieve? Pero eso no es todo: las lentes de baja calidad pueden deformarse y causar aberraciones ópticas, que aumentan las probabilidades de sufrir accidentes.
  • Pregunta al profesional por las gafas o máscaras que ofrecen una visión óptima tanto en días soleados, como nublados o incluso con niebla. Recuerda que las condiciones meteorológicas pueden cambiar muy rápidamente y que la niebla, que tanto reduce la visibilidad, es muy común en las estaciones de esquí.
  • Si optas por unas gafas de sol de alta protección o gafas de sol de diseño especial para deportes de invierno, asegúrate de que cumplen con las normas ISO relevantes para protección y el marcado CE, algo que garantiza que cumplen con las normas de seguridad europeas. Además, observa que te proporcionan una buena visión periférica: algunas gafas poco voluminosas se ajustan mejor a los cascos pero ofrecen una visión insuficiente por los laterales. Lo recomendable es que puedas abarcar con la mirada un espectro de 180 grados para sortear mejor obstáculos y a los esquiadores que se acercan hacia ti a gran velocidad.
  • Hay cuatro categorías de intensidad del color de las lentes en este estándar de protección solar. En las estaciones de esquí se debería escoger la categoría 3 o la 4 (la más oscura), siendo esta última la que mejor visión proporciona en condiciones soleadas.
  • Las lentes de tus gafas de sol deben bloquear el 99 al 100%de la radiación UVA y UVB. Mientras que la arena refleja entre un 10% y un 25% de la luz del sol, y el agua un 20%, la nieve refleja aproximadamente un 80%. Además, la radiación UV es más peligrosa a medida que aumenta la altitud: por cada 1.000 metros de ascenso, la proporción de radiación ultravioleta aumenta un 10%. Es fundamental proteger la piel y los ojos del sol en las montañas nevadas: hasta un 5% de los esquiadores pueden llegar a sufrir queratitis ocular durante una jornada deportiva si no llevan gafas de sol o máscara adecuada.
  • Selecciona unas gafas que se adapten cómodamente a la forma de tu cara. Asegúrate de que tienen un tamaño adecuado para ti, que no se van a caer en caso de que realices movimientos bruscos esquiando o debido a vientos fuertes. Es fundamental que tengan un buen ajuste. Que lleven, por ejemplo, una cinta regulable que las mantenga estables en cualquier momento.
  • Es importante que las lentes sean envolventes, para que cubran bien las zonas laterales de tu cara (las sienes), con el fin de proteger también esta zona de las nocivas radiaciones solares.
  • Las lentes de las gafas de protección solar para el esquí también pueden graduarse, según el defecto refractivo que tenga el usuario, para que la visión sea perfecta a cualquier distancia. La utilización de lentes de contacto también pueden ser una buena solución en el caso de utilizar gafas sin graduación.
  • Presta especial atención a tus hijos; los niños son más vulnerables a los rayos UV. Además la exposición UV es acumulativa y puede no mostrar su efecto durante muchos años. En la montaña, los niños siempre deben llevar gafas de sol que les proteja apropiadamente de las radiaciones nocivas, que también están presentes en días nublados.

Si quieres saber más sobre la protección de los ojos en la temporada de esquí, te recomendamos que consultes la web del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas de España

¿Te has comprado ya tus gafas de sol o tu máscara de esquí?, ¿Nos cuentas cómo es? ¿qué prestaciones tiene?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas