Gafas de sol para la montaña: protege tus ojos adecuadamente y evita peligros innecesarios

Home / Salud visual / Gafas de sol para la montaña: protege tus ojos adecuadamente y evita peligros innecesarios

A la montaña siempre con gafas de sol

El verano pasado, un montañero de 28 años sufrió pérdida de visión y fuertes dolores de cabeza al ascender al Mulhacén, el pico más alto de la Península Ibérica (3.480 metros de altura), sin gafas de sol. Efectivos de la Guardia Civil lo trasladaron en helicóptero hasta un centro hospitalario de Granada, para que se recuperarse de las quemaduras sufridas en los ojos. Este es un claro ejemplo de lo peligroso que puede ser subir a la montaña sin gafas de sol adecuadas.

Pero el sol no sólo daña la visión en estas situaciones extremas. Tal y como informan los expertos del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas (CNOO)La exposición a pequeñas cantidades de radiación UV durante un período de muchos años aumenta la probabilidad de desarrollar cataratas y puede causar daños en la retina. Además, la exposición crónica a la luz visible de longitud de onda más corta (es decir, azul y violeta claro) también puede ser perjudicial para la retina”.

Además, la protección solar no es sólo importante en la playa y durante los meses de verano. Conviene recordar que, a mayor altitud, la atmósfera es más delgada y absorbe una menor proporción de radiación UV. En la Guía práctica sobre el Índice UV solar mundial, realizada por la Organización Mundial de la Salud, se reflejan los siguientes datos:

  • La radiación UV aumenta en un 4% por cada 300 metros de incremento de la altitud.
  • Más del 90% de la radiación UV puede atravesar las nubes poco densas.
  • La nieve limpia refleja hasta un 80% de los rayos UV que pueden producir quemaduras solares.
  • Entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde se recibe el 60% de la radiación UV diaria.

Debes saber, además, que el sol del atardecer y el amanecer, también es peligroso para la vista porque, al estar más bajo, incide en los ojos de manera más directa.

¿Qué sabes de los rayos UV?

Los rayos Ultra Violeta o UV son imperceptibles por los humanos, es decir, que no podemos ni verlos ni sentirlos. Hay tres tipos de rayos UV:

  • Rayos UVA: Conforman la mayor parte de los rayos UV que recibimos. Son perjudiciales ya que, pueden penetrar las capas exterior y media de la piel, causando daños en la retina y quemaduras en la piel.
  • Rayos UVB: Parte de estos rayos son absorbidos por la atmósfera. Pueden producir quemaduras en la capa externa de la piel y problemas oculares como pterigión o fotoqueratitis y, además, aumentan el riesgo de cataratas y DMAE.
  • Rayos UVC: No llegan a alcanzar la superficie terrestre, ya que son absorbidos completamente por la atmósfera terrestre.

¿Los niños deben llevar gafas de sol a la montaña?

Es fundamental que los menores de edad lleven gafas de sol en exteriores, especialmente en lugares en los que la cantidad de rayos UV es peligrosa, como la playa o la montaña. Las razones de esto son claras:

  • Cuando el niño tiene menos de un año su cristalino permite el paso a la retina de hasta el 90% de la radiación UVA y el 50% de la radiación UVB. La retina es una fina membrana que tapiza el fondo del ojo, sobre la que se “proyectan” las imágenes, los colores y la luz, que captan nuestros ojos. Las células presentes en esta parte del ojo son las encargadas de enviar esta información al cerebro, finalizando el proceso de visión.
  • En el inicio de la adolescencia, a los 12-13 años, el cristalino se vuelve menos transparente, bloqueando el 60% de los rayos UVA y el 25% de los UVB.
  • A partir de los 18-20 años el cristalino ya es capaz de impedir el paso del 50% de los rayos UV que llegan a la retina.

Los expertos aseguran que, antes de los 18 años, el ojo recibe 80% de la radiación solar que puede dañar la visión en el futuro. La acumulación de rayos UV en los ojos es la principal causa de cataratas (pérdida de transparencia del cristalino) y aumenta el riesgo de Degeneración Macular Asociada a la Edad o DMAE (debida a la lesión de la mácula, parte central de la retina).

Sin embargo, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya aproximadamente el 98% de los niños no llevan gafas de sol.

Las mejores gafas de sol para la montaña son aquellas que…

Para ir a la montaña con garantías es importante comprar las gafas de sol en un establecimiento autorizado, una óptica por ejemplo, donde un profesional sabrá elegir el producto idóneo, ajustado a las necesidades del usuario. Las gafas más recomendadas para la montaña son:

  • Envolventes y grandes, para evitar el paso del sol por los laterales
  • Con filtro para los rayos UV en la cara interna y la externa
  • En Essilor ofrecemos lentes solares con nuestro tratamiento exclusivo  E-SPF de 50+ para las gafas de sol y 25+ para las lentes blancas ¡Pregunta por ellas en tu óptica!

Además… si eres muy sensible a los cambios de luz  de la montaña, te proponemos que pruebes nuestras lentes Transitions, que además de ofrecer protección contra los rayos UVA, adecúan su color a las diferentes intensidades de luz-

¿Eres montañero?, ¿qué gafas de sol usas en tus recorridos por el campo?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas