La retina estabiliza las imágenes en movimiento

Home / Salud visual / La retina estabiliza las imágenes en movimiento

Las imágenes en la retina

Un estudio realizado en la Universidad de Brown, Providence, Rhode Island (EE.UU.), dirigido por el profesor de neurociencia David Berson, ha tratado de explicar la forma en la que los mamíferos mantienen su visión y su equilibrio estables cuando están en movimiento. La respuesta está en sus ojos, más concretamente, en sus retinas. Piensa en la manera en la que la autopista parece ensancharse a tu alrededor desde un pequeño punto en el horizonte y en la forma que se va estrechando en el retrovisor hasta desaparecer en otro punto detrás de ti. Piensa también en cómo las estrellas que rodean la nave espacial de una película se convierten en rayas cuando alcanza la velocidad de “hiperespacio”. La retina usa estas imágenes cambiantes para enviar al cerebro la sensación movimiento. ¿No te parece increíble?

¿Cómo sentimos el movimiento?

El cerebro usa fundamentalmente dos sistemas para sentir el movimiento en el espacio: el sistema vestibular de los oídos, y las retinas de los ojos. Tal y como explica Berson: “Las cámaras de buena calidad tienen aparatos que estabilizan las imágenes. Eso es exactamente lo que hacen nuestras retinas y los sistemas vestibulares para que percibamos imágenes estables. Cuando hay problemas en la retina, el sistema visual deja de funcionar correctamente; no se puede ver bien los detalles. Es importante estabilizar las imágenes para poder ganar precisión y, también, porque a veces tu vida depende de tener una buena visión”.

La clave está en las células de la retina

Tras observar el funcionamiento de miles de neuronas conectadas con la retina en los ratones del experimento, el autor principal del trabajo, Shai Sabbah, un becario postdoctoral en Brown, y Berson, concluyeron que las células ganglionares selectivas de la dirección (DSGCs, según sus siglas en inglés) se activan si uno de los ojos, o los dos, perciben que el ratón realiza movimientos de traslación (avanza, retrocede, sube o baja). Las DSGCs también ayudan al cerebro a sentir los movimientos de rotación. Según Berson, la sensación de rotación es crucial para estabilizar la imagen, porque gracias a ella el cerebro puede dar la orden a los ojos para que permanezcan fijos en un punto cuando la cabeza está girando.

Para realizar el estudio, los investigadores monitorizaron 2.400 células observando que las DSGCs trabajaban en conjuntos para detectar los movimientos hacia arriba o hacia abajo o adelante o atrás. Las células percibían los movimientos de rotación cuando había una disonancia entre grupos ya que, al girar, las imágenes de un ojo se acercan mientras que las del otro se alejan.

¿Hay DSGCs en las retinas humanas?

Aunque la ubicación de los ojos de los ratones es diferente a las de las personas (se sitúan a los lados de la cabeza y no al frente) y aunque aún no se ha podido confirmar la presencia de DSGCs en los ojos de los seres humanos y otros primates, este experimento refuerza la hipótesis de que también se encuentran en sus retinas. En palabras de Berson:“Existen muy buenas razones para creer que estas células también están en los ojos de los primates, porque la función de estabilización de la imagen funciona en nosotros de la misma manera que funciona en ratones, y también en ranas y tortugas y pájaros y moscas. Ésta es una función altamente adaptativa que debe haber evolucionado temprano y se ha mantenido a pesar de todas las formas en las que se mueven los animales (por tierra, agua y aire). La estabilización de la imagen resulta ser muy valiosa”.

Existen unas células en la retina fundamentales para que ver con estabilidad las imágenes en movimiento. Se llaman DSGCs y son capaces de captar los movimientos de traslación (hacia arriba, abajo, delante y detrás), y rotación.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas