Tú eres único, cada uno de tus iris también lo es

Home / Salud visual / Tú eres único, cada uno de tus iris también lo es

El iris te define

El iris es la parte ideal del cuerpo para identificar a una persona, ya que su patrón no cambia con los años, salvo que el individuo sufra algún traumatismo. Sus características especiales hacen que esta parte de ojo sea susceptible de ser autentificada mediante técnicas biométricas, que son aquellas que permiten la identificación de una persona aplicando datos matemáticos o estadísticos sobre sus rasgos físicos.

Para obtener la plantilla del iris de un individuo es fundamental partir de una buena imagen de muestra, tomada con cámaras especiales que, gracias a una fina iluminación infrarroja, reducen los posibles reflejos de la córnea para captar con detalle las complejas estructuras del iris.

El primero en realizar algoritmos de reconocimiento del iris fue el físico John G. Daugman, del Laboratorio Informático de la Universidad de Cambridge. El algoritmo de reconocimiento a través del iris fue patentado por Daugman en 1992 y ha sido usado para la mayoría de sistemas de reconocimiento del iris que han sido lanzados al mercado. Wildes y Boashash & Boles han desarrollado otros sistemas de reconocimiento del iris, pero ninguno de ellos han logrado el nivel de éxito y expansión comercial de Daugman.

¿Qué ventajas tiene el reconocimiento por el iris?

Según los expertos, el iris es la parte ideal del cuerpo para la identificación biométrica por sólidas razones:

  • Se forma durante el embarazo, lo que significa que incluso dos individuos genéticamente idénticos tienen iris distintos.
  • Cada ojo tiene un patrón distinto de iris; una persona puede ser identificada por uno de sus iris, por el otro, o por la combinación de ambos.
  • Es un órgano interno que se encuentra protegido por la córnea, una membrana transparente y muy sensible, que evita su deterioro. Las huellas dactilares, sin embargo pueden desgastarse o alterarse con más facilidad.
  • Su estructura es muy aleatoria; lo que significa que su patrón único puede identificarse en muy poco espacio. En 1 mm², el iris ofrece 3,4 bits de información.
  • Tiene una forma plana y su estructura sólo cambia cuando la pupila se dilata o contrae. Esto hace que se mantenga mucho más constante que la cara.
  • La identificación del individuo no es invasiva. No es necesario tocar ningún equipo (como ocurre cuando han de verificarse las huellas dactilares), ni estar muy cerca del mismo (como ocurre con los escáneres de retina), para que el iris de un individuo pueda identificarse.
  • No produce ningún daño al ojo; sus efectos son similares a los de una fotografía tomada sin flash.
  • Aunque algunos tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas pueden modificar el iris en su color y aspecto, su fina textura se mantiene inalterable a lo largo de los años.

¿Cuáles son sus desventajas?

Aunque sus beneficios son evidentes, la técnica de reconocimiento biométrico por iris tiene aún que recorrer un gran camino para alcanzar una fiabilidad óptima.

  • La autentificación por iris precisa de una tecnología de elevados costes; por lo que algunas autoridades policiales y de inmigración no pueden costearla.
  • Es necesario que el individuo coopere; si no quiere mirar a la cámara o no permanece quieto durante unos segundos, la identificación no resulta posible.
  • Sólo es fiable a dos metros como máximo. Para poder hacer una autentificación fiable, la “foto” de la retina se debe tomar como máximo a 2 metros (aunque ya existen equipos que pueden hacer la identificación a 10 metros).
  • El reconocimiento por iris depende de la calidad de la imagen, por lo que puede dar fallos asociados a las tasas de registro.
  • Plantea un problema moral, ya que permite controlar a personas en contra de su voluntad.

Aunque la identificación por el iris es una técnica de autentificación biométrica muy fiable, aún no se encuentra implantada de forma sólida en muchas partes del mundo.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas