Los juegos 3D mejoran tu memoria: te contamos los motivos

Home / Salud visual / Los juegos 3D mejoran tu memoria: te contamos los motivos

El 3D mejora la memoria

Neurobiólogos de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) liderados por Craig Stark y Dane Clemenson han llevado a cabo un estudio cuyo objetivo era comprobar los beneficios que puede tener la realidad virtual sobre la memoria.

Para llevar a cabo este trabajo, contaron con la participaron de estudiantes universitarios que no solían jugar con videojuegos y se les dividió en dos grupos. Ambos grupos debían jugar media hora diaria a un videojuego, uno de ellos con un videojuego de dos dimensiones (“Angry Birds”) y otro con un videojuego 3D (“Super Mario 3D World”).

Antes y después de realizar el estudio, los estudiantes pusieron a prueba el funcionamiento del hipocampo del cerebro, la región asociada con el aprendizaje complejo y la memoria que, con la edad, va perdiendo eficacia. Para ello, se les mostraron diferentes imágenes, dos tandas de imágenes nuevas y una tercera tanda que contenía objetos parecidos a los mostrados, pero ligeramente alterados, y se les pidió que los clasificaran. Es importante subrayar que el reconocimiento de imágenes es una función para la que es necesario utilizar el hipocampo.

  • De acuerdo con los resultados, los estudiantes que jugaron a videojuegos 3D mejoraron su memoria en un 12%, la misma cantidad que, normalmente, disminuye entre los 45 y los 70 años.

Según los autores del estudio los videojuegos 3D estimulan muchos procesos cognitivos a la vez, incluyendo visual, espacial, emocional, de motivación, de atención, de pensamiento crítico, de resolución de problemas y la memoria de trabajo. “A menudo se sugiere que un estilo de vida activo puede ayudar a detener el envejecimiento cognitivo. No todos podemos hacer viajes por el mundo durante las vacaciones, pero podemos hacer otras cosas para mantenernos cognitivamente comprometidos y activos. Los videojuegos pueden ser una “ruta” bonita y viable de llevarlo a cabo”, concluye Stark.

¿Y qué pasa con los ojos?, ¿les perjudican las pantallas?

De acuerdo con un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña (COOOC), el Síndrome Visual Informático (SVI) es una especie de fatiga visual consecuencia de haber pasado más de tres horas mirando una pantalla, ya sea del móvil, la tablet, el ordenador… Tal y como revelan los datos del COOOC, el SVI afecta en nuestro país a una de cada siete personas. Esta cifra podría ser más alta ya que en España es habitual pasar más de tres horas al día delante de una pantalla:

  • Los menores de 30 años pasan diariamente 10,5 horas mirando una pantalla
  • Los adultos de 31 a 45 años, 9,3 horas
  • Los adultos de 46 a 60 años, 8,3 horas
  • Los adultos de 60 años o más, unas 3,8 horas

Pero el SVI no es el único problema derivado de una larga exposición a las pantallas; la luz azul que desprenden puede, a largo plazo, causar daños a las células de la retina. En el año 2008, Essilor y  el Instituto de la Visión de París realizaron conjuntamente una investigación que pretendía evaluar los daños que produce la luz azul-violeta sobre los ojos. Con el objetivo de determinar la acumulación de lipofuscina asociada a la edad, llevaron a cabo los primeros ensayos in vitro en células de la retina de la industria oftalmológica.  La lipofuscina es un elemento fototóxico que se acumula en la retina con el paso de los años. Los resultados concluyeron que exponer habitualmente los ojos a la luz azul-violeta incrementa la producción de lipofuscina. Además, esta exposición activa la fototoxicidad de este elemento, provocando la muerte masiva de células de la retina, aumentando en consecuencia las probabilidades de padecer DMAE.

¿Cómo proteger los ojos de las pantallas?

Para obtener los beneficios de una vida digital sin poner en peligro nuestros ojos, es recomendable:

  • Limitar los tiempos de exposición a las pantallas siempre que sea posible. Esto es especialmente importante en el caso de los niños ya que sus ojos son más sensibles a los efectos dañinos de la luz, ya se trate de la luz azul que desprenden las pantallas o de la luz UV que procede del sol.
  • Si vas a permanecer mucho rato mirando una pantalla, conviene seguir la norma del 20, 20, 20: apartar la mirada de la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros).
  • Evitar los reflejos en la pantalla reduciendo así el riesgo de fatiga visual.
  • Situar la parte superior de la pantalla a la altura de los ojos o un poco por debajo para que los ojos no estén totalmente abiertos, parpadear con frecuencia y usar lágrimas artificiales cuando los ojos empiezan a “cargarse”. De este modo se evita la sequedad ocular, que también favorece la fatiga visual.

Si usas las pantallas con mucha frecuencia, desde Essilor te recomendamos que preguntes a tu óptico por nuestras lentes Eyezen, Crizal Prevencia o Anti-Fatigue:

  • Las lentes Eyezen mantienen tus ojos cómodos y relajados mientras miras las pantallas. Su tecnología Eyezen Focus, favorece el mecanismo de acomodación, reduciendo la fatiga visual. Su filtro Light Scan, protege los ojos de la luz azul-violeta y de los reflejos, al mismo tiempo que mejora el contraste y la nitidez.
  • Las lentes Crizal Prevencia también poseen el filtro Light Scan, que bloquea un  20% de la luz azul-violeta, reduciendo el riesgo de muerte celular en un 25%. Incluyen filtro UV, para proteger los ojos de los rayos dañinos del sol.
  • Las lentes Anti-Fatigue cuentan con una suave adicción que relaja la acomodación ocular, mejorando la visión de cerca y proporcionando un mayor confort ocular a lo largo de la jornada.

¿Juegas a videojuegos 3D?, ¿Crees que mejoran tu memoria?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas