Luces de Navidad y visión: evita deslumbramientos

Home / Salud visual / Luces de Navidad y visión: evita deslumbramientos

Luces de Navidad

Durante las fiestas de Navidad, las ciudades se adornan con infinidad de luces, ofreciendo un vistoso espectáculo a los paseantes y conductores. Para estos últimos, además, las luces suponen un peligro potencial, ya que la cantidad de reflejos que ocasionan, compromete la visibilidad de las personas que están al volante. Se calcula que, en torno al 70% de las personas que conducen sufren deslumbramiento. En el caso de personas con trastornos de la visión y mayores de 50 años son más acusados y pueden ocasionar accidentes. Así lo aseguran desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia. ¿Cómo actuar entonces ante las luces navideñas?

El  deslumbramiento, durante el día o por  la noche, es la molestia más destacada por  los conductores y ralentiza el tiempo de reacción. La mayoría de conductores no son conscientes de la necesidad de proteger sus ojos del deslumbramiento tanto sea ocasionado por el sol en las horas centrales del día o por la noche.

¿Qué es el deslumbramiento?

Se llama deslumbramiento a la ceguera momentánea que se produce cuando a la retina, una película situada en el fondo del ojo, encargada de captar información lumínica y transmitirla al cerebro, recibe una gran cantidad de luz. Lo habitual es que el deslumbramiento ocurra cuando la luz es especialmente intensa. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse deslumbradas por una luz que la mayoría no considerarían muy fuerte. Esto depende, en gran medida, de su sensibilidad a la luz y, también, de la apertura de su pupila. En condiciones de poca luminosidad, la pupila se dilata para captar la mayor cantidad de luz posible. Esto explica por qué los deslumbramientos son más habituales por la noche, cuando la pupila está muy dilatada y recibe, de forma inesperada, una gran cantidad de luz que la retina no puede “gestionar”.

Tras el deslumbramiento, los ojos tardan un tiempo en recuperarse y volver a funcionar con normalidad. Esto se debe a que los bastones, las células fotosensibles de la retina, encargadas de permitir la visión en condiciones de poca luminosidad, necesitan tiempo para volver a funcionar normalmente. Si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos leer este post.

Luces de Navidad

Y los más afectados por los deslumbramientos son…

Como hemos dicho antes, los deslumbramientos no afectan igual a todo el mundo. Estos fenómenos son especialmente fuertes en los siguientes casos:

A partir de los 50 años, es más común percibir un círculo de luz difusa en torno a un cuerpo luminoso; un fenómeno conocido como “halo”. Uno de los síntomas iniciales de las personas con cataratas es que, además de ver más borroso, ser más propensos a sufrir más deslumbramiento de lo habitual.

Cuando la persona tiene problemas refractivos (hipermetropía, miopía, astigmatismo) o visuales (glaucoma), que aumentan el tiempo que tarda su pupila en contraerse. Aproximadamente dos tercios de las personas con glaucoma tienen problemas para enfocar cuando salen de los túneles.

Si se tienen los ojos claros tienen menos cantidad de melanina en la retina y, por esta razón, son más sensibles a la luz y, como es lógico, también a los deslumbramientos.

Los conductores. La ceguera momentánea que producen los deslumbramientos aumenta el riesgo de accidentes. Por esta razón, bajo las luces navideñas, se recomienda a los conductores reducir la velocidad, no dar frenazos, mantener la distancia de seguridad, llevar limpios el parabrisas y los retrovisores y no mirar las luces navideñas cuando está en movimiento.

Por la noche, tras experimentar reflejos, los conductores pueden llegar a recorrer aproximadamente 414 metros con visión limitada a 100 km/h.

Luces de Navidad

A salvo de deslumbramientos navideños gracias a Varilux Solution Drive

Desde siempre, en Essilor nos hemos preocupado por la seguridad de los conductores. Por este motivo, hemos lanzado Varilux Solution Drive, una lente pensada para satisfacer las necesidades visuales de los présbitas al volante, tanto de día, como de noche, momento en el que el conductor afronta el 85% de los deslumbramientos. Entre sus muchas prestaciones, esta lente incluye Crizal Drive, un nuevo tratamiento, que mejora la conducción nocturna al bloquear eficazmente los deslumbramientos. ¡No hay luz navideña que se resista a Varilux Solution Drive!

¿Y si no necesito gafas y soy muy sensible a los deslumbramientos? Los tratamientos revolucionarios que contiene Varilux Solution Drive también están disponibles en otras lentes Essilor, pensadas incluso para personas que no tienen errores refractivos (emétropes). Habla con tu óptico de Essilor, él sabrá cuál recomendarte.

Los deslumbramientos son frecuentes por la noche, cuando la pupila está más dilatada. Este fenómeno es especialmente peligroso al volante, ya que produce una ceguera momentánea que impide al conductor ver lo que está pasando delante de sus ojos. Las nuevas lentes Varilux Solution Drive cuentan con un tratamiento antirreflejante (Crizal Drive) que protege eficazmente a los conductores de los deslumbramientos, diurnos y nocturnos.

Mala visión en carretera

Una mala visión en carretera puede ralentizar el tiempo de reacción al volante. A 50 km/h con 0,5 de agudeza visual un conductor necesita 3 segundos más para leer claramente una señal de tráfico. ¿Cómo cuidar tus ojos y evitar la fatiga visual?

  • Usa gafas, graduadas o de sol. Existen lentes específicas para conducir. Su uso te ayudará a reducir la fatiga visual.
  • En trayectos largos, haz paradas periódicas, cada dos horas más o menos, para estirar las piernas y refrescar la vista.
  • Evita los lugares muy iluminados, que no dejan descansar a tus ojos. Si crees que lo necesitas, pon la palma de tus manos sobre los ojos, sin presionarlos, formando un espacio oscuro que los relaje durante el tiempo que necesites.
  • No te frotes los ojos aunque te piquen, puedes agravar esa sensación.

En estas fechas extremar la precaución al volante por el aumento de desplazamientos nocturnos es fundamental tanto para hacer frente a los posibles deslumbramientos por las luces navideñas como los reflejos propios de la conducción nocturna en trayectos largos. Cuida tu vista al volante y recuerda la seguridad vial empieza por una buena visión.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas