La miopía infantil está aumentando en todo el mundo

Home / Salud visual / La miopía infantil está aumentando en todo el mundo

La miopía infantil aumenta

El incremento de casos de miopía en el mundo está alcanzando los niveles de epidemia en algunos países, como Singapur. Paralelamente con esto, los problemas de sueño en niños también están cobrando relevancia, sobre todo por su relación directa con el fracaso escolar.

Según un estudio llevado a cabo por investigadores japoneses, dirigido por Masahiko Ayaki, del departamento de oftalmología de la Escuela Universitaria de Keio, Tokio (Japón), los niños y jóvenes menores de 20 años que presentan un alto grado de miopía tienen un mayor riesgo de irse a la cama tarde y tener interrupciones de sueño. Este grupo también tiene mayores probabilidades de sufrir fracaso escolar.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de Ayaki llevó a cabo un estudio transversal con 486 participantes de entre 10 y 59 años, que presentaban defectos de refracción. Para realizar la investigación, el equipo de científicos utilizó un cuestionario con el Índice de la calidad del sueño de Pittsburg (PSQI) y la Escala de ansiedad y depresión hospitalaria (HADS).

De acuerdo con sus resultados, los menores de 20 años que tenían alta miopía presentaron las calificaciones más bajas en el cuestionario de calidad de sueño. Sin embargo, los adultos no mostraron esta correlación.

Las dos escalas mostraron que las personas con alta miopía tenían una duración del sueño más corta, peores calificaciones de calidad subjetiva de sueño y, también, que se iban a acostar más tarde. Además, la calidad del sueño en niños tenía una relación directamente proporcional con el grado de miopía.

¿Por qué es tan importante “controlar” la miopía?

La miopía es un error refractivo (no una patología), que se produce cuando la morfología del ojo hace que los rayos de luz que entran por la pupila converjan en un punto anterior a la retina y no en la retina. Como consecuencia de ello, la persona que tiene este error refractivo presenta dificultades para ver con nitidez los objetos situados en el plano medio-lejano.

Aunque no es una patología, tener un alto grado de miopía (miopía magna) se relaciona a menudo con problemas visuales graves como desprendimiento de retina, degeneración macular asociada a la edad (DMAE), glaucoma y cataratas. Además, existen estudios sólidos que vinculan la miopía con desórdenes de sueño y depresión.

Este error refractivo suele dar a cara a edades tempranas, hacia los 7-8 años, cuando el niño empieza a manifestar problemas en el colegio (no ve bien la pizarra, se acerca demasiado a los papeles cuando lee o escribe, guiña los ojos cuando tiene que ver objetos que están lejos, etc.). Por lo general, la miopía suele ir aumentando en dioptrías durante la adolescencia y tiende a estabilizarse hacia los veinte años. Es importante controlar la miopía en edades tempranas ya que tener muchas dioptrías en los primeros años de vida aumenta el riesgo de que la persona padezca miopía magna en la edad adulta.

¿Se puede prevenir la miopía?

Es imposible prevenir la miopía, pero sí existen medios para controlar su avance:

Pasar tiempo al aire libre: Según los resultados de una investigación realizada en Guangzhou (China), sobre casi 2.000 niños los niños que pasaban 40 minutos extra al aire libre a diario, tenían una menor incidencia de miopía en los siguientes tres años.

Evitar las luces de compañía: De acuerdo con un estudio llevado a cabo en 1999 por el Medical Center de la Universidad de Pensilvania y el Children’s Hospital de Filadelfia, los bebés y niños menores de dos años, que tienen luces de compañía en las habitaciones tienen un mayor riesgo de padecer este error refractivo.

Acudir a revisiones visuales. El especialista de la visión es un profesional preparado para corregir la miopía y, también para ayudar a controlar su avance. Cuando un menor tiene miopía, es fundamental acordar un calendario de visitas con el óptico-optometrista.

Limitar el tiempo frente a una pantalla. Los expertos del Vision Council afirman que el 75 % de los estadounidenses que usan dos o más dispositivos al día, de forma simultánea, muestran fatiga ocular digital, como visión borrosa. Además… Una investigación realizada en la Universidad de Cardiff en Reino Unido, demuestra que la presencia de un aparato electrónico en un dormitorio en las horas de descanso, afecta negativamente al tiempo de sueño y aumenta el riesgo de somnolencia diurna en niños de 6 a 19 años.

La miopía y la mala calidad de sueño están íntimamente relacionados. Es importante corregir este defecto visual en la edad infantil, ya que tiene una influencia muy negativa en el desarrollo académico del menor.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas