La miopía infantil y “el cole” van de la mano

Home / Salud visual / La miopía infantil y “el cole” van de la mano

Niños y miopía

Numerosos estudios han identificado la edad escolar como el momento en el que la progresión de la miopía aumenta de manera dramática en niños. Una nueva investigación llevada a cabo recientemente en escuelas de la ciudad china de Shanghai, confirma la evidencia. Los investigadores de este trabajo (Age-Specific Prevalence of Visual Impairment and Refractive Error in Children Aged 3–10 Years in Shanghai, China), pudieron constatar cómo la tasa de miopía en niños aumentaba drásticamente en los primeros años de escuela, pasando de un 5% a la edad de 6 años, a un 52% a la edad de 10 años; lo que supone un aumento del 10% por año aproximadamente.

Tal y como explican en un artículo publicado en el Brian Holden Vision Institute, China está experimentando una veloz transformación en la que está implicada una creciente urbanización, una movilidad social ascendente y un uso creciente de la tecnología. Este cambio social lleva implícito un aumento de la presión académica y una creciente popularidad del uso de dispositivos electrónicos, como tabletas y teléfonos móviles. Al igual que en otras partes del sudeste asiático, la prevalencia de la miopía en China aumenta exponencialmente con la edad. Diferentes estudios informan que las tasas de este error refractivo alcanzan el 60% entre los adolescentes de 12 años, que llegan al 80% en jóvenes de 16 años y que superan el 90% en estudiantes universitarios; algo verdaderamente preocupante.

¿A qué se debe este aumento drástico de la miopía?

Si bien se necesitan más investigaciones para comprender los mecanismos clave que intervienen en esta aceleración de la progresión, los autores del estudio sobre la visión de los niños en la ciudad de Shanghai sugieren que el riesgo de miopía puede ser aún mayor en las escuelas de “alto nivel” en China. Observando que los niños en estas escuelas “experimentan mayores demandas de tareas y la presión de los maestros, padres y compañeros para estudiar”, destacan las conclusiones de varios estudios de que la “exposición educativa” es un “importante factor de riesgo ambiental para la miopía”.

¿Se puede prevenir la miopía?

La miopía es un error refractivo que se produce debido a que el ojo es demasiado largo y, como consecuencia de ello, la persona tiene dificultades para ver los objetos situados en el plano lejano. Los menores que presentan un alto grado de miopía tienen un mayor riesgo de sufrir problemas visuales graves en la edad adulta (atrofia progresiva de la retina y la coroides, desprendimiento de retina, degeneración macular asociada a la edad, etc.). Por ello, es fundamental evitar, en la medida de lo posible, el avance de la miopía en edades tempranas. Los niños que manifiestan problemas para ver de lejos y, también, los que tienen antecedentes de miopía en la familia, deben prestar especial atención y cuidado a sus ojos:

  • Evitar la lectura o realizar trabajos a corta distancia durante largos periodos. Cuando una persona miope enfoca de cerca, sus ojos se ven obligados a hacer un esfuerzo mayor que los de una persona sin miopía. Algunos expertos sostienen que este esfuerzo puede favorecer el crecimiento ocular y, por tanto, aumentar el número de dioptrías asociadas a este error refractivo.
  • Pasar más tiempo al aire libre. De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Cambridge, por cada hora semanal que un niño pasa al aire libre, el riesgo de padecer miopía se reduce en un 2%. Se ha comprobado, además, que la miopía también desciende durante los periodos vacacionales: ¿Sabías que la progresión de la miopía es un 60% menor en el verano que en el invierno?
  • Usar las pantallas lo menos posible.Al mirar un móvil, un ordenador o una Tablet, además de estar sometiendo a los ojos a un mayor estrés (por estar usando la visión próxima), les estamos exponiendo a las altas cantidades de luz azul-violeta que emiten estos dispositivos. Esto es especialmente grave en los menores, ya que su cristalino es muy transparente y no ejerce de filtro de estas emisiones perjudiciales, permitiendo que alcancen la retina en una alta concentración, dañando a las células que la componen.

Además… Las lentes de las gafas Essikids, de Essilor, protegen los ojos infantiles de la luz azul-violeta. Recomendadas para niños que tienen defectos visuales como, miopía, hipermetropía y astigmatismo y, también, para aquellos que no tienen errores refractivos, pero que miran habitualmente las pantallas. Más información sobre Essikids en este post.

IMPORTANTE: La miopía infantil aumenta con el inicio de las clases; por eso es recomendable que los niños en época escolar acudan a una revisión visual, al menos, una vez al año.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas