Ojos y sueño: los beneficios de dormir a oscuras

Home / Salud visual / Ojos y sueño: los beneficios de dormir a oscuras

Dormir en la oscuridad

Para comprender por qué es importante dormir en oscuridad total, es necesario entender el mecanismo del reloj biológico. El reloj biológico organiza las actividades físicas y mentales del organismo en ciclos temporales, llamados ritmos circadianos; cada uno de ellos tiene una duración aproximada de 24 horas.

Los ritmos circadianos están activados por factores internos, del cuerpo, y factores externos, del entorno. El principal estímulo ambiental que influye en estos ciclos es la luz, cuya función es la de activar y desactivar el reloj biológico para establecer, entre otras cosas, los ciclos de sueño-vigilia, la temperatura del cuerpo y la liberación de hormonas.

Cuando los ritmos circadianos se ven alterados, pueden ocasionar trastornos del sueño asociados a una baja producción de melatonina (conocida como “hormona del sueño”), y provocar insomnio. Los problemas de sueño también pueden desencadenar otro tipo de patologías tales como obesidad, diabetes, depresión, desorientación, problemas gástricos y malestar general.

Conflicto en azul: Luz azul ‘buena’ y luz azul ‘mala’

 Dentro del espectro de luz visible, la luz azul-turquesa es la más necesaria para el buen funcionamiento de los ciclos del organismo; ayuda al cerebro a sincronizarse con los ritmos biológicos naturales, favorece los procesos cognitivos y de memoria y, además, participa en la contracción pupilar, permitiendo al ojo protegerse del exceso de luz.

Paradójicamente, existe otra luz azul que obstaculiza el correcto funcionamiento del reloj biológico: se trata de la luz azul-violeta. También forma parte del espectro de luz visible. Está presente en la luz natural del sol y, en una mayor concentración, en las emisiones de pantallas y luces LED. Se utiliza en dispositivos electrónicos por ser una luz muy potente, que permite ver la pantalla incluso en exteriores, bajo la luz del sol. La luz azul-violeta produce en el organismo una “falsa sensación de día”, interfiriendo en la producción de melanina, lo que puede ocasionar desórdenes de sueño. Esta hormona es generada por la glándula pineal en la oscuridad, las luces artificiales alteran este proceso y, por esta razón, está desaconsejado mirara pantallas antes de irse a dormir.

Algunos fármacos contienen melatonina y ayudan a regular el reloj biológico. Conviene utilizarlos en ocasiones puntuales (para superar el jet lag, por ejemplo) y, a ser posible, bajo control médico. Pero, para el día a día, lo más recomendable es no consultar los dispositivos electrónicos antes de ir a la cama y, a ser posible, mantenerlos fuera de la habitación para evitar tentaciones.

Salud infantil

Luz artificial y salud infantil

La luz artificial que proviene de los dispositivos electrónicos es especialmente negativa para el sueño de los niños. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Pediatrics las pantallas de tablets o smartphones disminuyen la calidad y la cantidad del sueño infantil. Los datos del estudio sostienen que los niños que tienen videojuegos en su cuarto, duermen una media de 20 minutos menos al día.

 

El exceso de luz por la noche afecta a la salud ocular

La exposición continuada a la luz artificial de pantallas y luces LED (cargada de luz azul-violeta), también resulta perjudicial para la salud ocular, ya que acelera la muerte de las células de la retina (conos y bastones), favoreciendo la aparición de problemas visuales como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una enfermedad que puede llegar a causar ceguera.

El abuso de estos dispositivos electrónicos con pantalla puede ser especialmente perjudicial para la salud visual de los menores. De acuerdo con el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, en el año 2020 el 33% de los adolescentes tendrán miopía como consecuencia de la utilización inadecuada de estos aparatos.

Pero eso no es todo: un estudio realizado en 1999 por el Medical Center de la Universidad de Pensilvania y el Children’s Hospital de Filadelfia concluye que el uso de luz de noche en las habitaciones de bebés y niños menores de dos años, podría favorecer la aparición de miopía.

¿Has notado que el exceso de luz por la noche altera tus ritmos de sueño o perjudica tu salud visual? ¿nos lo cuentas?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas