Ola de calor: cómo afectan las altas temperaturas a tus ojos

Home / Salud visual / Ola de calor: cómo afectan las altas temperaturas a tus ojos

Ola de calor y ojos

Permanecer largo rato en un lugar con altas temperaturas afecta a todo el organismo, y los ojos no son una excepción. Con el calor, las lágrimas se evaporan, produciendo sequedad ocular; una circunstancia que, además de causar unos síntomas muy incómodos (picor, enrojecimiento, sensación de tener arenilla o un cuerpo extraño…), afecta al buen funcionamiento del ojo y puede llegar a producir dificultades de enfoque.

Lágrimas y lágrimas

Los ojos segregan tres tipos de lágrimas:

  • Las basales, que son las que se encargan de que el parpadeo sea cómodo y la visión sea más nítida.
  • Las reflejas, que sirven para defender los ojos de los cuerpos extraños (polvo, arenilla, polen, etc.) que entran en ellos.
  • Las emocionales, son aquellas que se “saltan” cuando la persona experimenta una emoción fuerte, ya sea de alegría o de tristeza.

Aunque dependiendo de su causa sus componentes varían, las lágrimas siempre contienen una gran cantidad de agua.

Pero el calor propio de la época estival no es la única causa de sequedad ocular. El uso de aires acondicionados y ventiladores también acelera la evaporación de las lágrimas durante esta temporada. Esta situación es especialmente acusada en aquellos lugares de trabajo en los que las personas pasan horas mirando atentamente los ordenadores y, como consecuencia, reducen la frecuencia de su parpadeo: ¿Sabías que cuando miras un ordenador la frecuencia de parpadeo pasa de 18 a 3 veces por minuto?

Además, las altas temperaturas aumentan los niveles de contaminación, favoreciendo la aparición de conjuntivitis alérgica, una patología que encuentra asociada al desarrollo de un polen más agresivo.

Los síntomas más frecuentes de la sequedad ocular son: picor de ojos, sensación de arenilla, enrojecimiento ocular y visión borrosa. En algunas ocasiones la persona que tiene sequedad ocular puede sentir que los párpados están “pegados” cuando se despierta por las mañanas.

Para evitar la sequedad ocular debida a altas temperaturas es recomendable llevar gafas de sol en exteriores, que ayudan a reducir la evaporación de la lágrima, y evitan que el ojo entre en contacto con posibles alérgenos. Si se pasa mucho tiempo en interiores con aire acondicionado, es fundamental aumentar la frecuencia de parpadeo, para que la lágrima se reparta uniformemente sobre la córnea. También se pueden humectar los ojos con lágrimas artificiales o pomadas específicas.

Hidratación: buena para tu cuerpo, buena para tus ojos

La ola de calor que estamos pasando puede suponer un riesgo para la salud de muchas personas; en especial para niños, ancianos y personas enfermas. Los expertos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aconsejan protegerse del exceso de calor siguiendo una serie de medidas sencillas:

  • Beber agua o líquidos sin esperar a tener sed (salvo si hay contraindicación médica). Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.
  • Mantenerse en lugares frescos en los días de calor intenso. Si es posible, conviene pasar al menos dos horas en algún lugar climatizado y refrescarse con una ducha o un baño.
  • Bajar las persianas para evitar que el sol entre directamente. Dejar cerradas las ventanas si la temperatura exterior es más alta. Evitar usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas que las temperaturas son más altas.
  • Hacer comidas ligeras a base de frutas, verduras, ensaladas, gazpachos o zumos naturales, para reponer las sales perdidas por el sudor.
  • Evitar las actividades en el exterior (sobre todo si son intensas), en las horas más calurosas.
  • Permanecer a la sombra en el exterior, usar ropa ligera y de color claro, protegerse del sol y usar un calzado fresco, cómodo y que transpire.

Las altas temperaturas de estos días afectan a tu organismo y, también, a tu visión. Procura protegerte del sol (con gafas, gorra o sombrero) y mantener una buena hidratación bebiendo agua con frecuencia, incluso sin tener sed.

Comentarios

  • gafas con iman
    Responder

    Es por eso que en ambientes de tanta exposicion luminica tanto en el exterior como en el interior sobre todo se recomienda usar lentes sobre todo cuando se esta expuesto mucho tiempo lo que producen lo que se suele identificar como cansancio ocular pero como explica en la nota no es solamente eso.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas