¿Por qué bostezamos cuando vemos bostezar?

Home / Salud visual / ¿Por qué bostezamos cuando vemos bostezar?

Motivos para bostezar

No importa si estás en el autobús, en el gimnasio o escuchando una importante charla de trabajo: si ves a alguien bostezar, a ti se te abre la boca inmediatamente. Es posible que estés cansado o que hayas dormido mal, pero, a veces, la razón de tu bostezo es únicamente que lo estás viendo aunque sea en una foto, o en un vídeo o, incluso, que estás oyendo hablar de ello. ¡Muy fuerte!

Cuestión de neuronas

El bostezo es contagioso, se dispara involuntariamente cuando observamos a otra persona hacerlo. En su estudio “A Neural Basis for Contagious Yawning”, un equipo de expertos de la Universidad de Nottingham explica que el bostezo es un fenómeno de imitación involuntario posible gracias a las neuronas espejo y a la híper-excitabilidad de las áreas motoras del cerebro, responsables de los movimientos de las diferentes partes del cuerpo.

Para probar su teoría, este grupo de expertos, dirigido por Beberley J. Brown, de la Escuela de Psicología de la Universidad de Nottingham, ha investigado la base neuronal del bostezo contagioso, utilizando sistemas de estimulación magnética transcraneal (EMT).

    La EMT es un método no invasivo mediante el cual se estimula eléctricamente el córtex cerebral para poder valorar la excitabilidad del córtex motor y del tracto corticoespinal.

¡Cuanto menos puedes bostezar, más ganas tienes!

El equipo de Brown monitorizó con EMT a treinta y seis adultos viendo vídeos en los que se mostraba a otro individuo bostezando. Los participantes recibieron instrucciones de resistir bostezos o bostezar libremente, y fueron grabados en vídeo para poder contabilizar sus bostezos o bostezos sofocados. Para predecir la propensión al bostezo contagioso entre los participantes, los científicos cuantificaron la excitabilidad cortical motora y la inhibición fisiológica para cada uno de ellos. Tal y como declararon a la revista Current Biology “Nuestro estudio demuestra que las instrucciones para resistir el bostezo aumentan la necesidad de bostezar y alteran la forma en que se expresan los bostezos (es decir, bostezos completos versus sofocados), pero no alteran la propensión individual al bostezo contagioso”.

Las medidas tomadas por los sistemas de EMT de excitabilidad cortical e inhibición fisiológica, fueron predictores significativos de bostezos contagiosos y representaron aproximadamente el 50% de la variabilidad en el bostezo contagioso.

Los datos tomados por el equipo de Brown demuestran que las diferencias individuales en lo que se refiere a la propensión al bostezo contagioso están determinadas por la excitabilidad cortical y la inhibición fisiológica en la corteza motora primaria.

Si quieres saber más sobre bostezos contagiosos, te recomendamos ver esta charla TED:

Otras razones para bostezar

La falta de sueño o el cansancio acumulado suelen ser las principales causas del bostezo, por eso bostezamos más a primera hora del día, cuando nos acabamos de levantar, y a última hora de la noche, cuando nos vamos a acostar.

Sin embargo, los bostezos no están siempre asociados al cansancio. Un equipo de científicos de la Universidad de Albany (Nueva York, EE.UU.), sostiene en un estudio, que el bostezo sirve para refrigerar el cerebro, aportándole un extra de oxígeno, favoreciendo de este modo la concentración. Esta es la razón de que, en momentos de mucho estrés (antes de de una prueba o examen), veamos a los atletas y a los estudiantes abriendo la boca. Algunos animales, como los leones, bostezan cuando están en una situación que requiere toda su atención: cuando van a comer o van a buscar comida.

Estamos seguros de que has bostezado más de una vez leyendo este post y, también, de que lo has leído con interés. ¡Qué paradoja!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas