Problemas visuales en niños: el 20% podría no ver bien

Home / Salud visual / Problemas visuales en niños: el 20% podría no ver bien
Por
En Salud visual

Problemas visuales

Entre el 80 y el 90% de la información que recibimos, nos llega a través del sentido de la vista. Este hecho es particularmente importante en los primeros años de vida, momento en el que la persona realiza aprendizajes fundamentales en su desarrollo. Cuando el sentido de la vista no funciona como debería y, sobre todo, cuando el niño crece con problemas visuales no detectados y no corregidos, el riesgo que tiene de padecer dificultades de aprendizaje, aumenta.

Con el fin de determinar los problemas visuales de los niños españoles, se ha llevado a cabo el informe  “El estado de la salud visual infantil en España”, realizado bajo la iniciativa Ver para Aprender, actividad de concienciación y revisión en materia de salud visual infantil, desarrollada por la asociación Visión y Vida.

¿Cómo se ha llevado a cabo el trabajo?

Más de 1.500 ópticos-optometristas han ofrecido charlas informativas y revisiones gratuitas a niños de entre 6 y 12 años, de más de 5.000 colegios, pertenecientes a 525 municipios españoles. En palabras de Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida, “Nuestra asociación lleva años exponiendo la necesidad de que se realicen en España iniciativas que busquen educar y concienciar en la importancia de realizar un cuidado preventivo de la visión, en todas las etapas de la vida, para minimizar el alto coste social que estos problemas pueden generar en nuestro país: problemas educativos (fracaso escolar y bajo desarrollo académico), falta de competitividad (mal desarrollo profesional), accidentes y enfermedades en la etapa adulta (problemas retinianos, glaucoma, DMAE, cataratas, etc.)”.

El 18,8% no ve bien, ni de lejos ni de cerca

El trabajo ha incorporado pruebas de screening visual que van más allá de la simple evaluación de la agudeza visual de lejos. Estas pruebas están diseñadas para diagnosticar hasta el 95% de los problemas visuales. Si un menor ha fallado en uno de los cinco aspectos valorados, existen grandes posibilidades de que cuente con un problema que interfiera en su desarrollo; por lo que debería someterse a un examen visual completo.

Los datos recopilados muestran una realidad preocupante:

  • Casi la mitad de los menores participantes (el 49,3%), ha fallado, como mínimo, una prueba.
  • Dos de cada 10 niños (el 20,3%), han fallado en dos o más pruebas.
  • Cuando se pregunta a los menores, uno de cada cinco niños (el 18,8%) afirma que no ve bien, ni de lejos ni de cerca. Esta cifra aumenta a uno de cada tres, en aquellos menores que presentan un peor resultado académico.
  • El 26,7% de los niños tiene problemas asociados a las tareas en distancias cortas (lectura, escritura y uso de pantallas).
  • El 72,2% de los padres cree que sus hijos ven correctamente. Esto significa que uno de cada cinco niños puede tener un problema visual no resuelto, mientras que solo uno de cada cuatro familias sospecha que esto ocurre.

¿Por qué los niños no acuden a revisiones visuales?

Aunque lo recomendado es que los niños acudan a revisiones visuales a los 6 meses de vida y, si antes no se detectan anomalías, a los 6 años de edad, sólo un 30% de los niños menores de siete años ha sido sometido a un examen visual. De acuerdo con el estudio, esto se debe, principalmente, a que la familia espera que sea el pediatra quien detecte el problema y, también, a que muchas familias lamentan la falta de información proveniente del sistema nacional de salud y su desconocimiento sobre la posibilidad de acudir a un centro óptico para solucionar sus problemas.

Indefensos ante la nueva pandemia europea

Según las palabras de Alsina: “Existe una gran despreocupación por el cuidado de la visión, no sólo en España, sino en toda Europa. En un momento en el que problemas como la miopía comienzan a considerarse la “nueva pandemia europea”, ya que cerca de la mitad (47%) de los jóvenes de entre 25 y 29 años son miopes y que las tasas de problemas visuales han aumentado drásticamente en una única generación (Escandinavia ha pasado de un 10% a un 50%), debido al desarrollo de nuevas tecnologías y la disminución de actividades en el exterior, observamos cómo -a pesar de que 8 de cada 10 familias coincide en la necesidad de que los menores acudan periódicamente a sus revisiones visuales- únicamente 3 de cada 10 niños menores de 7 años ha sido sometido a un examen visual”.

Tener una buena visión es especialmente importante en la infancia. Sin embargo, pese a que los hábitos actuales (como la proliferación del uso de dispositivos con pantalla y la disminución de actividades en el exterior), favorecen la aparición de problemas de vista, un gran número de niños no acuden a las revisiones visuales recomendadas.

Comentarios

  • Clínica Novo Visión
    Responder

    Muy cierto todo lo que comentáis en este artículo. La gente no es muy consciente de cómo se debe cuidar la visión, ni de lo importante que resulta. Cada vez pasamos más tiempo pegados a las diferentes pantallas, sin tener en cuenta una protección o un buen descanso para nuestra vista.

    Gracias por este artículo 😀

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas