¿Proteges bien los ojos de tu bebé?

Home / Salud visual / ¿Proteges bien los ojos de tu bebé?

1200x628_FB_Blog_ojos_bebes

Pasear al aire libre en compañía de tu bebé es una de las alegrías del buen tiempo. Para hacerlo con garantías, es importante que le protejas bien de los rayos UV. La capa externa de su piel es más delgada y delicada que la tuya, por lo que se quema con más facilidad. Además, contiene menos melanina, un pigmento natural que protege la piel de los rayos UV. Sus ojos son también más sensibles a los rayos solares, ya que su pupila es más grande y su cristalino más claro, lo que permite una mayor absorción de la radiación UV en el ojo.

Te proponemos cinco sencillos consejos para preparar a tu pequeño para el sol:

  • Cómprale unas gafas de sol. Antes de comprar unas gafas de sol muy bonitas, pero de baja calidad, ten en cuenta las siguientes características: ajuste, flexibilidad y tipo de protección UV. Las gafas de sol infantiles deben ser envolventes, para cubrir bien sus ojos desde todos los ángulos. También deben ser flexibles, ya que los bebés no siempre son delicados con sus gafas… Sus lentes deben proteger sus ojos de los rayos UV perjudiciales, que pueden causar daños en su retina.
  • Ponle un sombrero. Son especialmente recomendables los de ala ancha y los que tiene solapas; con ellos, además de los ojos de tu bebé proteges sus orejitas.
  • Elige bien la hora del paseo. Los rayos UV son especialmente fuertes a medio día. Siempre que sea posible, evita dar largos paseos con tu bebé entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde. Limita la exposición directa al sol durante esas horas.
  • Usa sombrillas y parasoles. Las cortinillas de malla de quita y pon para las ventanillas de los coches, así como las sombrillas de sillitas y carritos, ayudan a proteger a tu pequeño del sol.  Existen infinidad de modelos. ¡Seguro que le encantan!
  • Protección solar sin spray. Antes de aplicar el protector solar, habla con tu pediatra sobre cuál es el mejor para tu bebé. Para poner la cantidad adecuada y, también, para evitar que entre en sus ojos de forma accidental, antes de aplicárselo, extiéndelo en la palma de tus manos. Eso es especialmente importante cuando se trata de protectores en spray.

Es tu turno: ¿nos cuentas cómo proteges a tu bebé del sol?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas