Plan de vacaciones para tu vista

Home / Salud visual / Plan de vacaciones para tu vista

Relajar la vista

¿Te has parado a pensar alguna vez cuanto trabajan tus ojos? Desde que los abres por la mañana hasta que los cierras por la noche, son para ti una “herramienta” fundamental, tanto en las horas de trabajo como en las de ocio. Los días de vacaciones son un buen momento para mimarles un poquito. Te contamos cómo.

1-Desconéctalos. Si normalmente trabajas delante de un ordenador durante muchas horas, aprovecha estos días para dar a tus ojos un descanso de las pantallas. Cuando estás leyendo a corta o media distancia, la pantalla de un móvil o de un ordenador, por ejemplo, los ojos están llevando a cabo un sobre-esfuerzo de enfoque que, mantenido en el tiempo, favorece la aparición de la fatiga visual. Además, cuando miras una pantalla, la frecuencia de parpadeo disminuye de 18 a 3 veces por minuto, lo que también aumenta el riesgo de este problema. La fatiga visual hace que tus ojos se sequen, que lagrimeen, que se pongan rojos, que escuezan e, incluso, que tu visión se vuelva borrosa. También causa dolores de cabeza y espalda. Es recomendable que des un descanso a tus ojos mirando con frecuencia al plano lejano (a partir de los 6 metros). Evita (en lo posible) abrir el portátil y mirar el móvil estos días.

2-Aliméntalos. Estudios recientes prueban que un 60% de los españoles come fuera de casa durante la semana laboral. Esta circunstancia multiplica las “tentaciones” y las probabilidades de una alimentación inadecuada. Es posible que sepas que abusar de grasas y comidas preparadas favorece la aparición de obesidad, problemas cardiacos y otras patologías graves ¿Sabes también que los malos hábitos alimentarios perjudican tu salud visual? Tus ojos necesitan vitaminas y minerales para funcionar adecuadamente. Las verduras de hoja verde (como las espinacas o las acelgas), y las frutas y hortalizas amarillas o naranjas (zanahoria, calabaza, naranjas, uvas…), les aportan dos antioxidantes fundamentales para su buen funcionamiento: luteína y zeaxantina. Intenta comer cada día cinco piezas de fruta y verdura; hazlo por tus ojos.

3-Paséalos. Cada vez pasamos más tiempo en interiores, en edificios inteligentes con poca ventilación, que hacen que nuestros ojos “respiren” peor. La contaminación de las ciudades y el estilo de vida sedentario no hace sino empeorar estas circunstancias negativas para la salud visual. Un estudio realizado en Berkeleyprobó que las personas que llevan un estilo de vida activo, reducen al 50% el riesgo de sufrir cataratas y que recorrer más de 2,4 km diarios disminuye en un 54% las probabilidades de padecer degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Al realizar ejercicio, el flujo sanguíneo que irriga los tejidos del organismo (incluyendo los oculares), aumenta, mejorando la circulación y ,la eliminación de toxinas. Aprovecha estos días para moverte, para dar paseos que mejoren la oxigenación de tu organismo y, también, de tus ojos.

4-Protégelos. Los destinos más relajantes, como el mar o la montaña, donde la incidencia de rayos UV es especialmente alta, pueden ser peligrosos para tu salud visual. No olvides llevar unas gafas de sol de calidad y adecuadas a tus necesidades cuando estés en exteriores. De acuerdo con la Guía práctica sobre el Índice UV solar mundial, realizada por la Organización Mundial de la Salud, la radiación UV aumenta en un 4% por cada 300 metros de incremento de la altitud y la arena blanca, propia de muchas playas, refleja hasta el 15% de la radiación UV. Los expertos de la OMS señalan, además, que entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde se recibe el 60% de la radiación UV diaria y que más del 90% de la radiación UV puede atravesar las nubes poco densas. Además, si vas a conducir, es recomendable que uses gafas de sol polarizadas, que protejan tus ojos de los deslumbramientos, aumentando la seguridad al volante.

5-Mímalos. Aprovecha los momentos relajantes de estos días para mimar tus ojos. La oscuridad les beneficia así que, si puedes, permanece a oscuras u oculta tus ojos en la palma ahuecada de tus manos unos minutos, sobre todo cuando empieces a sentirlos “cargados”. Aplicar productos refrescantes específicos para el contorno mediante un suave masaje, ejerciendo leves presiones alrededor de los ojos (cejas y parte alta de las mejillas), puede resultar muy relajante. Las máscaras de frío también ayudan a descongestionar los ojos y contribuyen al relax general.

Tus ojos “trabajan” mucho a diario. No olvides cuidarlos cuando tengas unos días de descanso. Te lo agradecerán.

Comentarios

  • Clínica Novo Visión
    Responder

    ¡Muy interesante! Y muy buenos consejos.

    Visitar al oftalmólogo nos puede ahorrar más de un mal trago… La miopía ha aumentado en los últimos años. Y esto tiene mucho sentido, tristemente, aparte de por el tradicional motivo de leer/estudiar, también por las pantallas a las que estamos sometidos a todas horas.

    Ocho horas de ordenador en el trabajo y luego gran parte de nuestro ocio gira entorno a más pantallas: el móvil, el iPad, el portátil, la televisión… ¡Hay que cuidar la vista si queremos conservarla muchos años! El consejo más sencillo y saludable es, efectivamente, dejarla descansar con paseos y actividades al aire libre (:

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas