Te contamos cómo detectar el retinoblastoma o cáncer de ojos con tu móvil

Home / Salud visual / Te contamos cómo detectar el retinoblastoma o cáncer de ojos con tu móvil
Por
En Salud visual

Tu móvil puede detectar el cáncer de ojo

Julie Fitzgerald, madre estadounidense, se dio cuenta de que, algo no iba bien en el ojo izquierdo de su hijo pequeño de 2 años. “Hacía ya un par de meses que, mirando a Avery con buena luz, había observado algo raro en el fondo de su ojo”, explicó. Julie empezó a preguntarse qué podría ser y, en internet, encontró un artículo en el que una mujer explicaba que las pupilas de algunos de sus parientes salían blancas en las fotos (en lugar de rojas, como suele pasar) y que, tras ponerse en contacto con especialistas, averiguó que se debía a la existencia de tumores en el globo ocular. Entonces, Julie contó la historia a su marido que intentó tranquilizarla. Pero ella no podía evitar pensar que había algo que no funcionaba.

“Le hice una foto. No quería hacerla, porque tenía una terrible sensación en la boca del estómago, pero lo hice y la pupila de su ojo izquierdo salió blanca, completamente blanca, y en ese momento supe que algo pasaba”, explicó Julie.

El especialista confirmó la sospecha de Julie, su hijo padecía retinoblastoma en el 75% de su ojo. Las pruebas apuntaron a que probablemente Avery había estado ciego de su ojo izquierdo desde su nacimiento, pero que los tumores habían empezado a crecer unos 6 meses antes. Avery tuvo que ser intervenido inmediatamente, no había tiempo que perder. Si se esperaba más, el tumor podría extenderse al cerebro y la sangre del pequeño. Nada se podía hacer ya por su ojo, pero la rapidez de la actuación de su madre y del especialista le salvó la vida.

El retinoblastoma es un tipo de cáncer en el que se forman células cancerosas en los tejidos de la retina. La retina es una película que tapiza el fondo del ojo, sobre la que se proyectan las imágenes que captan los ojos y que, posteriormente interpreta el cerebro. En ella se encuentran las células llamadas conos y bastones, encargadas de recoger datos sobre la luz y los colores. Por ello, las personas que padecen retinoblastoma, sufren una pérdida de visión.

Esta patología puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en niños con menos de 5 años de edad, especialmente en los menores de 2 años. Puede presentarse en un solo ojo (unilateral) o en los dos (bilateral). Por lo general, no produce metástasis, aunque es necesario actuar con rapidez para intentar salvar el ojo y evitar que pueda afectar a otros órganos. El retinoblastoma puede ser hereditario, si bien, en la mayoría de los casos, no posee un componente genético.

Algunos síntomas de retinoblastoma:

  • La pupila de un ojo o de los dos aparece blanca en las fotos tomadas con flash.
  • La persona que lo padece presenta enrojecimiento del ojo y dolor en el globo ocular
  • Da la impresión de que los ojos no están mirando de forma coordinada
  • El iris y la pupila presentan un aspecto blanquecino
  • El globo ocular es mayor de lo normal

Aunque los expertos señalan que no en todas las ocasiones la causa de los ojos blancos en las fotografías se debe a esta patología, sí recomiendan acudir cuanto antes a un especialista para descartarlo cuando las pupilas aparecen blancas en las fotos tomadas con flash. El doctor estadounidense Richard Besser, jefe de salud y director médico de ABC News insiste en la importancia de consultar con un profesional cuando se detecta que los ojos salen blancos en las fotos: “Se trata de una emergencia médica. Podría ser un retinoblastoma y, si no se hace caso a esta señal, el desenlace podría resultar fatal”.

La organización Childhood Eye Cancer Trust han llevado a cabo una campaña en el Reino Unido que cuenta con una serie de carteles interactivos impresos con una tinta reflectante muestran cómo los padres pueden comprobar si sus hijos tienen cáncer de ojo simplemente realizando fotografías con flash.

Cada uno de los cuatro carteles muestra una foto de cerca de los ojos de un niño que, realmente, ha sobrevivido al retinoblastoma. Todo aquel que ve el cartel está invitado a tomar una foto con su smartphone o su cámara de fotos con flash. La fotografía deja apreciar claramente que la pupila del ojo aparece de color blanco brillante, contrastando con el ojo, aparentemente sano, que se ve en el cartel. De este modo, es sencillo comprender de qué forma hacer una foto con flash a un niño pequeño puede ser tremendamente eficaz para detectar un posible tumor ocular.

Los carteles se han situado en las consultas de médicos de familia, y centros de cuidado infantil y están apoyados por una película on-line destinada a sensibilizar y ofrecer más información sobre el cáncer de ojo en la infancia.

¿Te ha parecido interesante?, ¿Sabías que se podía detectar el retinoblastoma con las fotos realizadas con flash?

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas