¿De qué color son los ojos de Rodolfo el reno?

Home / Salud visual / ¿De qué color son los ojos de Rodolfo el reno?

Reno Rodolfo

Quedan pocos días para que Papá Noel surque el cielo con su trineo, llevando regalos a los niños de todo el mundo. Va ser muy difícil verle a él y más aún ver a sus renos (porque no les dejan entrar en los centros comerciales). Pero, si pudiéramos acercarnos a Rudolf y sus colegas, veríamos que sus ojos ahora, en invierno, son de un azul intenso, muy diferentes a los ojos dorados que tienen durante los meses de verano.
El Consejo de Biotecnología e Investigación en Ciencias Biológicas (BBSRC), fundado por el University College de Londres (UCL) y la Universidad de Tromsø de Noruega, ha demostrado que los ojos de los renos cambian de color para ver mejor en las largas noches del invierno ártico. El motivo de este cambio tiene que ver con la sensibilidad de su retina a la luz.

Del dorado al azul

Los renos del Ártico, como muchos animales, tienen una capa de tejido en el ojo llamada tapetum lucidum, situada detrás de la retina. La función de esta capa es reflejar la luz para mejorar la visión nocturna. Bajo la brillante luz del verano, el tapetum lucidum en los renos del Ártico tiene un color dorado. Mientras que en invierno adquiere un azul profundo. Este color más oscuro permite que llegue más cantidad de luz a las células fotorreceptoras de la retina (conos y bastones), facilitando al animal ver mejor en invierno.

Los investigadores que han llevado a cabo este estudio creen que los cambios en el tapetum lucidum permiten a los renos, en condiciones de poca luz, detectar con mayor facilidad depredadores en movimiento y forraje. De acuerdo con el investigador principal del trabajo, el profesor Glen Jeffery del UCL “Es la primera vez que se ha podido demostrar un cambio de color de estas características en mamíferos. Al modificar el color de los ojos, los renos pueden adaptarse mejor a las diferencias extremas de luz que hay en su hábitat entre temporadas. Esta circunstancia les da ventaja cuando se trata de detectar depredadores y buscar comida, algo que podría salvarles la vida”.

Los renos ven lo que es invisible a nuestros ojos

El equipo de Jeffery opina también, que la diferencia de color puede deberse a los cambios de presión del interior de los ojos de estos animales. La dilatación permanente de la pupila, que sirve para captar el máximo posible de la escasa luz del invierno, podría aumentar la presión en los ojos de los renos, impidiendo que los fluidos de sus globos oculares se drenen de forma natural. Este hecho comprimiría el tapetum lúcidum, reduciendo el espacio entre las fibras de colágeno de este tejido, haciendo que se reflejen mejor las longitudes de onda más cortas, propias de la luz azul, muy común en los inviernos árticos. Trabajos previos del profesor Jeffery y sus colegas noruegos de Tromsø, habían demostrado que los ojos de los renos del Ártico también pueden ver los rayos ultravioleta, invisibles para los humanos, que son abundantes en las latitudes donde habitan.

Los ojos de los renos modifican su color dependiendo de las estaciones. Este cambio permite a los animales ver con más nitidez en condiciones de oscuridad, detectando mejor el forraje y a posibles depredadores. Si quieres saber más sobre este tema, entra en “Shifting mirrors: adaptive changes in retinal reflections to winter darkness in Arctic reindeer”.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas