¿Por qué la ropa de los quirófanos es verde?

Home / Salud visual / ¿Por qué la ropa de los quirófanos es verde?

Quirófanos verdes

Estamos acostumbrados a ver al personal sanitario vestido de verde o de azul en los quirófanos. Sin embargo, esto no siempre ha sido así. La indumentaria médica ha variado mucho de color a lo largo de los años… ¡Y de los siglos! Descubre en este post las razones de estos cambios.

El primero en usarse: el negro

Durante la Edad Media, las personas que curaban a los enfermos vestían ropa oscura para evitar que se vieran en ella las manchas de sangre y otros fluidos. En el siglo XVII, los profesionales que atendían a los enfermos de peste, vestían de negro por la misma razón y, también, para ser fácilmente reconocidos. Llevaban además, una máscara que recordaba al pico de un ave, llena de hierbas aromáticas y drogas, que filtraban el aire viciado del exterior. En el año 1619, Charles de L’Orme, médico de la Universidad de Montpellier, inventó el “uniforme” más popular de estos médicos, que incluía una gruesa capa de tela encerada, “antecesora” de las batas que el personal sanitario usa en los hospitales, encargada de preservar de la suciedad y posibles infecciones.

El más aséptico: el blanco

El color blanco ha sido históricamente el más usado en los uniformes de médicos y enfermeras. La razón de esto es que ofrece una imagen de de asepsia, de limpieza, que transmite confianza al paciente. Se mancha con facilidad, delatando cualquier indicio de suciedad, que puede indicar también un posible foco de infección. Aunque sigue siendo un color muy usado en hospitales, el blanco ya no se usa en la ropa de los quirófanos desde el siglo pasado.

El más relajante: el verde

En el año 1914, un influyente cirujano de San Francisco, llamado Harry Sherman, cansado por la fatiga visual que producían los brillos de la sangre sobre el color blanco, decidió usar el color “verde espinaca” en sus intervenciones. Eligió esta tonalidad porque, de acuerdo con la teoría del color, el “verde espinaca” es el complementario del “rojo hemoglobina”. Este color, además de reducir el contraste con la sangre, transmite sensación de asepsia y resulta relajante para la vista. En las décadas siguientes, el color verde empezó a usarse en la ropa de las salas de operaciones. Tras la Segunda Guerra Mundial, los cambios de iluminación de los quirófanos hicieron que esta tonalidad se volviera más clara.

De acuerdo con John Werner, psicólogo especialista en el estudio de la visión de la Universidad de California, el color verde ayuda a los médicos a ver mejor por dos razones. En primer lugar, porque este color o el azul, relaja los ojos de la fatiga que produce el color rojo. Cuando un cirujano mira durante mucho tiempo y muy concentrado, la sangre y las vísceras, la señal del color rojo se vuelve más tenue en su cerebro, lo que hace que tenga más dificultades para ver los matices del cuerpo humano. Mirar algo verde de vez en cuando, hace que los ojos y el cerebro mantengan una buena sensibilidad a las variaciones del color rojo. En segundo lugar, porque la visión continuada del color rojo puede producir ilusiones o “postefectos” de color verde sobre superficies blancas, similares a las “manchas flotantes” que se ven después de exponernos al flash de una cámara. La ropa verde evita que esto suceda, ayudando al personal de quirófano a tener la vista relajada.

El más tecnológico: el azul

En los últimos años, el uso del color azul se ha extendido en las salas de operaciones. La razón es que es el que mejor se ve en las grabaciones de vídeo de las intervenciones que se enseñan a los estudiantes de medicina.

El color verde es el más usado en la ropa de quirófano porque transmite sensación de limpieza y asepsia y, también, porque reduce el contraste con el color rojo y la fatiga visual.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas