¡Se ha dado un golpe en el ojo!

Home / Salud visual / ¡Se ha dado un golpe en el ojo!

1200x628_FB_Blog_ojo_morado

Un ojo morado es una lesión bastante común entre los niños y adolescentes. Los síntomas empiezan a aparecer en las primeras 24 horas después del golpe. Durante este tiempo, la zona que rodea al ojo se hincha y se oscurece, ocasionando una leve molestia que aumenta al tacto.

¿Qué puedes hacer?

  • Aplicar agua fría y hielo en el contorno del ojo puede ayudar a bajar la hinchazón. Cuando el niño es muy pequeño, se recomienda proteger la zona golpeada con una gasa antes de ponerle frío, hacerlo pocas veces y en intervalos muy breves de tiempo (2-3 minutos).
  • En caso de aplicar una crema pediátrica para bajar la inflamación, conviene extenderla hasta su completa absorción o taparla con una gasa para que el pequeño no se la quite ni le entre en el ojo.

La mayoría de las veces, los ojos morados desaparecen a los pocos días y no ocasionan daños en la visión. No obstante, conviene prestar atención al niño con el fin de detectar síntomas que indiquen posibles problemas como:

  • Presentar molestias en entornos con mucha luz
  • Percepción de formas oscuras
  • Visión borrosa
  • Visión doble

Ante cualquier sospecha, conviene llevar al niño al pediatra o al oftalmólogo infantil. Él será quien mejor determine la gravedad del ojo morado o el tratamiento a seguir.

¿Hemos aclarado tus dudas o quieres saber más? ¡Pregúntanos!

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas