DMAE y estrés, una mala combinación

Home / Salud visual / DMAE y estrés, una mala combinación
Por
En Salud visual

DMAE y estrés

La DMAE se produce cuando existen lesiones en la mácula, la zona de la retina responsable de la visión central. Como consecuencia de ello, la persona afectada empieza a tener dificultades para realizar actividades cotidianas como leer, escribir e, incluso, reconocer caras. Aunque se trata de una enfermedad bilateral (afecta a los dos ojos), lo hace de forma asimétrica, por lo que un ojo puede compensar la pérdida visual del otro, evitando en muchas ocasiones la ceguera central total. La persona con DMAE conserva la visión lateral o periférica.

Para prevenir la DMAE, es importante llevar unos hábitos de vida saludables:

  • No fumar
  • Mantener la tensión sanguínea en unos límites adecuados
  • Llevar una alimentación sana y variada, rica en frutas y verduras con un alto contenido en antioxidantes como kiwi, calabaza, naranjas, papaya, etc.
  • Tener un peso saludable
  • Acudir a revisión visual de forma anual a partir de los 50 años o con mayor frecuencia, si se percibe alguna pérdida visual.
  • Proteger los ojos de las emisiones dañinas de luz azul-violeta

DMAE y luz azul-violeta

Está demostrado que las emisiones de luz azul-violeta de los dispositivos con pantalla y luces LED favorecen la muerte de las células de la mácula. En Essilor contamos con lentes que bloquean estos rayos, previniendo enfermedades visuales como la DMAE. Nuestras lentes Eyezen protegen tus ojos en el día a día digital, aunque no necesites gafas graduadas.

DMAE y estrés, una mala combinación

Al igual que ocurre con otras patologías que producen baja visión (como glaucoma o retinopatía diabética), la DMAE está asociada con problemas psicológicos como estrés, ansiedad o depresión. Un grupo de investigadores de la Escuela Universitaria de Optometría y del Departamento de Oftalmología de la Universidad Estatal de Ohio, ha realizado recientemente un estudio que evalúa la conexión entre el estrés y la pérdida progresiva de visión asociada a la DMAE. Para ello, han utilizado una escala simple de percepción de estrés llamada Perceived Stress Scale (PSS).

Se sabe muy poco sobre la relación entre el estrés que experimentan los pacientes con DMAE y la gravedad de su enfermedad y si, por ejemplo, esta condición psicológica puede causar empeoramiento de la DMAE o no. “Estamos estudiando la asociación entre inflamación, estrés y resultados del tratamiento de la DMAE. Nuestro objetivo final es entender mejor cómo el bienestar general influye en los resultados de la enfermedad”, ha declarado Bradley E. Dougherty, autor principal de la investigación.

¿Cómo se ha llevado a cabo el estudio?

En el trabajo han participado 137 pacientes con DMAE, con una edad promedio de 82 años. Aunque los resultados revelaron menores niveles de estrés que otros estudios previos que relacionan este problema psicológico con patologías visuales, los investigadores sostienen que la elevada edad de los participantes y su buen nivel educativo son factores que han podido disminuir la percepción del estrés de las personas estudiadas. No obstante, Dougherty y sus colegas señalan que el estrés puede contribuir a la progresión de la enfermedad. Por esta razón, señalan la necesidad de llevar a cabo evaluaciones repetidas con el PSS y marcadores inflamatorios que proporcionen evidencia de cómo los niveles de estrés percibidos afectan al riesgo de progresión de la DMA y favorecen el empeoramiento de la pérdida de la visión.

La DMAE es una patología visual que en la mayoría de los casos aparece a partir de los 50 años. Los hábitos saludables, como el uso de lentes que bloquean los rayos dañinos azul-violeta, ayudan a prevenirla. Las personas con DMAE tienen tendencia a sufrir problemas de estrés, ansiedad o depresión.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Entradas Recomendadas