Cómo ven los camaleones: ¡descúbrelo en NoSinMisGafas!

Home / Sin categoría / Cómo ven los camaleones: ¡descúbrelo en NoSinMisGafas!

Cómo ven los camaleones

Dos cosas llaman la atención de en los camaleones. La primera es, por supuesto, su capacidad para mimetizarse con el entorno cambiando de color. La segunda son sus ojos. Situados a los lados de su cabeza, saltones, recubiertos casi totalmente por un párpado cónico y capaces de moverse de forma independiente para ofrecer a su dueño el seguimiento de dos vistas completamente diferentes de la realidad ¡Increíble!

Los ojos “errantes” no son una exclusiva de los camaleones; muchos otros animales (reptiles, pájaros, peces) los tienen. Este tipo de órganos visuales, capaces de moverse de manera independiente, están conectados cada uno de ellos a la mitad opuesta del cerebro, lo que significa que la mitad izquierda del cerebro es la que recibe las imágenes que capta el ojo derecho y viceversa.

Los ojos de los camaleones, a examen

De acuerdo con Hadas Ketter Katz y Gadi Katzir de la Universidad de Haifa, Israel, los extraordinarios movimientos oculares del camaleón no son tan independientes como podría parecer en un principio. Dos experimentos con videojuegos, probaron que tenían razón. Sus hallazgos fueron publicados en The Journal of Experimental Biology.

En el primer experimento, Ketter Katz y Ehud Rivlin del Technion, Israel, mostraron a los camaleones un insecto pixelado, al estilo de Minecraft, que corría por una pantalla hacia ellos. Los entusiastas jugadores se enfocaron en él con un ojo y calcularon con precisión la distancia que les separaba de él. Tras esto, enfocaron el objetivo con ambos ojos y sacaron la lengua listos para disparar a la pantalla. “Al plantearles un patrón de comportamiento muy preciso, como este, pudimos ver que ambos ojos se sincronizaban hacia el objetivo”, dice Katzir.

En el segundo experimento, Ketter Katz, en colaboración con Avichai Lustig y Tidhar Lev-Ari, mostró a los camaleones dos imágenes de moscas que se movían simultáneamente por una pantalla. Al verlas, el camaleón se echó hacia atrás mientras cada uno de sus ojos lidiaba con una mosca simulada de manera independiente. Pero las moscas no permanecieron juntas, sino que se alejaron en direcciones opuestas hacia dos bordes de la pantalla. ¿Cuál fue entonces su reacción? “Los camaleones pasaron por unos segundos de indecisión. Sabían que tenía varios objetivos para “disparar”, pero eran incapaces de decidir a cuál”, sostiene divertido Katzir. En el momento en que el camaleón tomó su decisión, el segundo ojo se giró para enfocar en la misma mosca y en cuestión de milisegundos, el animal disparó su lengua. “Si los ojos fueran totalmente independientes, el animal no hubiera esperado a que uno “fijara el blanco”, y que el otro se enfocara en la misma dirección”, afirma Katzir. El hecho de que los camaleones rastreen objetos que se mueven en direcciones opuestas antes de decidir cuál atacar y que, posteriormente, dirijan el segundo ojo hacia donde mira el primero, sugiere que el segundo ojo tiene algún conocimiento de dónde se dirige el primero.

“La capacidad de los animales para controlar sus sistemas sensoriales es mayor de lo que a veces anticipamos”, explica Katzir, que ahora se interesa por descubrir cómo se coordinan los ojos del camaleón ante las amenazas en movimiento. “Creo que debería haber más atención sobre lo que los animales realmente están captando como información visual y cómo la están procesando. Su mundo visual podría ser diferente al nuestro y deberíamos analizar sus soluciones”, concluye el experto.

Los ojos de los camaleones, capaces de moverse de forma independiente, se sincronizan cuando el animal realiza algunas actividades importantes, como buscar comida. Esto significa que están más coordinados de lo que parecía a priori.

NSMG
NSMG
El blog de Essilor.
Últimas entradas